Volvo presenta el coche con el que quiere que volemos, en primera clase, y a ras del suelo

 |  @davidvillarreal  | 

Cada marca de coches va definiendo su idea del coche autónomo, al menos teóricamente, y cómo este ha de resolver un problema concreto para la movilidad. Son muchos los fabricantes que han imaginado su coche autónomo bajo las necesidades del día a día, por ejemplo, trayectos urbanos y por carretera relativamente cortos, para ir a trabajar, o para llevar a los niños al colegio. Volvo acaba de presentarnos su último prototipo, el Volvo 360c Autonomous Concept que, como su propio nombre indica, es un coche autónomo. Lo interesante de este nuevo prototipo de Volvo está en que ha sido concebido para realizar viajes de larga distancia, en primera clase, sustituyendo al avión, y el tedio de los aeropuertos, los controles de seguridad, y la incomodidad de los vuelos regulares. ¿Tiene sentido esta idea de Volvo? Sí, y mucho.

Volvo plantea el coche autónomo como sustituto del avión

Los que viajamos con asiduidad en avión estamos acostumbrados a pasar muchas horas en el aeropuerto, hacer cola para realizar los controles de seguridad, llegar con suficiente antelación a la terminal para no perder nuestro vuelo, dejar un tiempo de margen prudencial con el que cubrir cualquier eventualidad, como encontrarnos un atasco enorme por un accidente en nuestra ruta al aeropuerto, sufrir retrasos en los vuelos, etcétera, etcétera. En muchos casos, por ejemplo en viajes nacionales, se da la circunstancia de que en coche no hubiéramos tardado mucho más en llegar al punto de destino, desde la puerta de nuestra casa, si hubiéramos viajado en coche.

Según Volvo, y un estudio realizado en Estados Unidos, esta circunstancia se da habitualmente en rutas muy congestionadas, como las existentes entre Nueva York y Washington DC, Houston y Dallas, o Los Ángeles y San Diego. Hablamos de rutas que, a lo sumo, requieren un viaje por carretera de algo más de 400 kilómetros de distancia.

Volvo defiende un coche autónomo diseñado para viajes de larga distancia, como sustituto de muchos vuelos, que a menudo requieren más tiempo para llegar a nuestro destino que un trayecto por carretera

Su diseño exterior, mal que nos pese, es lo menos importante de este prototipo.

El prototipo de Volvo para viajar en primera clase, a ras de suelo

Volvo centra su atención en estos viajeros, con un prototipo autónomo que ya no solo prescinde de volante, sino que ha optado por un diseño de habitáculo mejor incluso que el que encontraríamos en un vuelo de primera clase con la mejor aerolínea del mundo.

Así nos encontramos con un habitáculo optimizado para pasar muchas horas en él, con butacas cómodas, una mesa sobre la que comer y trabajar, sillones enfrentados para viajar varias personas, o incluso una disposición de tipo cama, para descansar y dormir mientras el coche conduce por nosotros. Lo mejor es que indaguéis en la galería que os presentamos al final de este artículo para comprobarlo.

La idea de Volvo es interesante, aunque no exclusiva de la marca sueca. Ya hace años que otros fabricantes nos han mostrado coches autónomos con una idea muy parecida, la de apostar por habitáculos optimizados para viajes de larga distancia. Y ejemplos existen de ello, como el Tesla autónomo que presentó Rinspeed en 2014. En cualquier caso, resulta interesante que Volvo centre su atención en ciertos viajes en avión y comience a plantear al coche autónomo como sustituto de estos vuelos.

Más imágenes del prototipo de Volvo:

Lee a continuación: Así funciona el Audi que se aparcará solo en 2019

Ver todos los comentarios 2
  • AvengerAJ

    La idea en si, es medio ingeniosa/medio estupida, en Volvo creen que no van a encontrar embotellamientos en las autopistas?? choques? daños en la carretera? estas cosas que no se ven en un Avion, quieren vender algo como si fuera la mejor idea del mundo…

  • Internecio

    La foto de encabezamiento, sin cinturones de seguridad. Muy bien.

    La idea no solo es buena, si no que es obvia. Cuando los coches realmente funcionen solos y no conduzcamos, el interior de los coches deberá cambiar completamente. No tiene sentido sentarte delante de un volante que se mueve solo mirando la carretera y con limitada movilidad.

    Internet, películas, videojuegos, grandes pantallas… Serán la norma. En algo habrá que entretenerse cuando tengas que estar sentado (aunque solo sean 20 minutos) sin poder hacer nada.

    Lo de la cama… Lo veo menos, porque en caso de accidente, cómo vas sujeto? Es la peor postura, saldrás disparado…