CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ferrari

3 MIN

¡Vuelve el Ferrari Breadvan! El Ferrari 550 Maranello es la base de este one-off reeditado

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 Ene 2021
Ferrari Breadvan 2021 P
Ferrari Breadvan 2021 P

El arte de los carroceros sigue vivo en pleno siglo XXI, y la prueba de ello es el coche que hoy tenemos el placer de presentaros. Es el Breadvan Hommage, un one-off que homenajea al icónico Ferrari 250 GT "Breadvan", un one-off de competición que ha levantado no pocas pasiones durante las últimas décadas. Este homenaje al clásico del año 1962 ha sido pergeñado por Niels van Roig Design, tomando como base al Ferrari 550 Maranello. Un coupé de motor V12 delantero, transformado en un coche que ha nacido ya convertido en clásico. Nos fascina.

El diseñador Niels van Roig ha sido el encargado de pergeñar las líneas maestras del coche que preside este artículo. Tras convertir sus dibujos en un modelo de arcilla a tamaño real, el maestro carrocero Bas van Roomen fue el encargado de moldear su carrocería mediante técnicas tradicionales - el martillado del metal a mano sobre el molde. Su diseño es complicado de describir con palabras, pero podemos afirmar que mezcla de forma magistral las líneas del clásico de los 60, con las proporciones del Ferrari 550 Maranello, de los años 90.

33
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Este one-off ha sido creado para un entusiasta de Ferrari, y en concreto, del Breadvan original.

Al mismo tiempo, el coche se siente muy moderno, y muy clásico. Su frontal trata de imitar las tomas de aire del capó del Ferrari 250 GT, y también cuenta con unas ópticas modificadas y un nuevo paragolpes con faros adicionales. Aunque no lo parezca, de todo el exterior del vehículo, solo el parabrisas es el mismo del Ferrari 550 Maranello usado como punto de partida. Las puertas son más pequeñas, y la carrocería ha sido esculpida para crear un precioso shooting brake. Pero sin duda, es la zaga la que más nos fascina. Es una escultura con ruedas.

La forma de los pasos de ruedas, la caída cortada a cuchillo, las branquias, las cuatro colas de escape... todo emana clase y elegancia. Parece mentira que crear una reinterpretación moderna de un coche clásico de competición resulte en un producto tan elegante. El interior del coche también ha sido extensamente modificado: siguiendo con el Breadvan original como inspiración, se han montado baquets de fibra de carbono forrados en Alcantara azul, una instrumentación con numeración retro, moquetas de cuero, con su ribeteado cosido en forma de diamante.

El mismo diseñador ha creado un Tesla Model S familiar o un Rolls-Royce Wraith con carrocería shooting brake.

El cambio se ha elevado, con su característica rejilla como protagonista de la experiencia de conducción. Detalles curiosos salpican su interior, como por ejemplo un emblema donde se lee "che importa" en el reloj del coche. A nivel mecánico, más allá de una nueva suspensión desarrollada ad-hoc por Koni, no hay cambios relevantes sobre la base del Ferrari 550 Maranello. Sigue montando un V12 atmosférico de 5,5 litros y 492 CV de potencia, transmitidos al tren trasero mediante un cambio manual de seis relaciones.

Como siempre os decimos, no hay detalles acerca de su precio. Pero si tienes que preguntar, es que no es tu coche. Quién fuera rico...

Fuente: Nils Van Roig Design