CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

Las centrales fotovoltaicas convertirían a España en potencia energética con el auge de los coches eléctricos

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 15 Jul 2022
Que Es Una Central Fotovoltaica 2
Que Es Una Central Fotovoltaica 2

Los coches eléctricos llegarán a llamarse solo coches cuando ya prácticamente no encontremos coches con motor de combustión en el mercado. Sin embargo, ahora mismo, en plena crisis energética y con los precios en las nubes, todavía estamos viendo cómo seremos capaces de producir toda la energía necesaria para alimentar el transporte con motor eléctrico. España podría jugar un papel clave, y las centrales fotovoltaicas podrían ser el gran negocio.

Las centrales fotovoltaicas convertirían a España en una potencia eléctrica, y serían una opción sostenible y limpia para el auge de los coches eléctricos.

Qué es una central fotovoltaica

Una central fotovoltaica es una instalación dedicada a la producción de electricidad aprovechando la radiación solar que es captada por una serie de paneles solares. Podemos tener desde una pequeña central fotovoltaica para autoabastecer un domicilio hasta una gran central fotovoltaica de nivel industrial para abastecer ciudades o países.

La clave de las centrales fotovoltaicas está en la fuente de energía y en cómo se convierte esa energía en electricidad. La fuente de energía no es otra que el Sol. La radiación solar que llega durante el día es una fuente inagotable de energía que en un país como España nos llega 300 días al año sin ningún impedimento. Los paneles solares cuentan con una serie de placas con dos capas de un material como el silicio o la perovskita. Una de las capas tiene una carga eléctrica positiva y la otra una carga negativa, de tal manera que se forma un campo eléctrico. Cuando los fotones de la radiación solar atraviesan la capa positiva, se liberan los electrones que son captados por la capa negativa, entrando así en el circuito eléctrico de la planta fotovoltaica.

Esta electricidad en corriente continua pasa por un inversor donde se convierte a corriente alterna, y a un transformador en el que se ajusta intensidad y voltaje para poder ser transportada por las redes de alta tensión, y desde donde puede distribuida por todo el país.

Solo funcionan con luz solar

Como es obvio, una de las características de estas centrales fotovoltaicas es que solo producen electricidad cuando hay luz solar. Durante las horas en las que ya no hay Sol, dejan de producir electricidad. Es una de las carencias que tienen en comparación con las centrales térmicas, nucleares, o incluso los aerogeneradores. Aunque, eso sí, por lo general es posible hacer una predicción aproximada de la energía que se producirá a lo largo de un año.

Las grandes centrales fotovoltaicas que venden electricidad, así como aquellas que abastecen a pequeños hogares suelen contar con baterías para acumular energía cuando hay un superávit de producción para poder utilizarla en horas de oscuridad.

Central Fotovoltaica de Arevon con las baterías de Tesla.

Energía limpia

Claro que, el hecho de que funcionen con luz solar es una de las principales cualidades de las centrales fotovoltaicas. No solo es una fuente de energía inagotable, sino que además es una forma limpia de producir electricidad. El silicio es uno de los principales materiales utilizados para la construcción de paneles solares, y es un material que abunda en la superficie terrestre. Por otro lado, las placas solares de última generación alcanzan una vida útiles de unos 25 años de alta producción, y no suelen sufrir deterioros importantes. Más allá de que es necesario ocupar un espacio muy amplio y de que visualmente cambia el panorama, las centrales fotovoltaicas son fábricas de electricidad muy limpias con una huella de carbono insignificante y sin emisiones de dióxido de carbono en su funcionamiento.

España y la luz solar

La gran ventaja que tenemos en un país como España es que disfrutamos de una buena cantidad de horas de radiación solar, lo que nos convierte en uno de los países con más potencial como productor de energía eléctrica fotovoltaica.

Encontrar formas sostenibles de producir grandes cantidades de energía va a ser todavía más importante cuando los coches eléctricos ya no sean algo marginal, sino el principal vehículo comprado por los usuarios, y sobre todo cuando ya no estén a la venta los coches con motor de combustión.

El propio Elon Musk, que a través de Tesla se ha convertido en uno de los grandes impulsores del coche eléctrico, ya dejó caer que España tenía potencial para convertirse en una potencia eléctrica productora de energía solar al nivel de poder incluso abastecer al resto de Europa.

Y es que si bien es cierto que hay muchos otros países donde también se disfruta de muchas horas de radiación solar, también es verdad que España reúne condiciones óptimas para las centrales fotovoltaicas. Por la propia infraestructura que estas conllevan, se pierde eficiencia con las altas temperaturas, lo que hace que las zonas desérticas impliquen complejidades para este tipo de centrales que no son tales con los climas más templados de España.

Por otro lado, la infraestructura española a nivel de carreteras facilita la instalación de las centrales fotovoltaicas, pues recordemos que transportar el equipamiento necesario tampoco es una tarea sencilla. Y disponemos de una geografía apropiada para poder construir este tipo de centrales fotovoltaicas y verter la energía eléctrica de forma sencilla a la red.