CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

El extensor de autonomía podría cambiar para siempre el panorama de los coches eléctricos: nunca más te preocupará no tener suficiente batería

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 24 Jul 2022
Que Es Un Extensor De Autonomia 2
Que Es Un Extensor De Autonomia 2

Uno de los grandes obstáculos que tienen los coches eléctricos ahora mismo es que la autonomía que ofrecen es limitada en comparación con la de un coche de gasolina o gasoil. Principalmente por el hecho de que recargar un coche eléctrico lleva mucho más tiempo que repostar con un coche de combustión. Sin embargo, todos esos problemas podrían tener una solución con el extensor de autonomía. Y hay varios conceptos que podrían tener futuro.

Qué es el extensor de autonomía

El extensor de autonomía es un dispositivo que puede llegar a ser tan grande como un remolque y que sirve para añadir un extra de energía con el que recorrer distancias más largas. Es ideal para los coches eléctricos urbanos que tienen una autonomía limitada, o para aquellos viajes en los que vayamos a recorrer una distancia más larga de la que soporta la autonomía de nuestro coche.

El extensor de autonomía de EP Tender es uno de los más desarrollados.

Hay varios conceptos que hasta ahora se han presentado con más o menos potencial. Uno de ellos lo vimos hace unos años, tratándose de un pequeño motor de dos cilindros que se instalaba en el espacio de la rueda de repuesto y que funcionaba con gasolina. De esta forma, con gasolina podíamos ampliar la autonomía de nuestro coche recorriendo un extra de distancia. No obstante, este prototipo no acabó de cuajar, tanto porque era necesaria la intervención del fabricante para su instalación, como por el hecho de que al final estaríamos utilizando un motor de combustión, con lo que eso implica en emisiones contaminantes y peligros. Al final, estaríamos hibridando un vehículo, con todo lo que eso conlleva a nivel de homologaciones para instalarlo tras sacarlo del concesionario.

La otra gran opción es la de EP Tender, que es un remolque con una unidad de baterías que se conecta a nuestro coche por la toma eléctrica de la bola de remolque. De esta manera, puede alimentar directamente el motor eléctrico, y aportar una autonomía muy importante, de hasta 400 km. Originalmente se lanzó para furgonetas que operan en servicios de intervención como autopistas a todas horas, sin tiempo para cargar en garaje, y que requieren de un extra de batería.

Sin embargo, marcas como Renault y Citroën han propuesto el uso de estos extensores de autonomía en los coches eléctricos.

Nació como una solución para furgonetas de servicio 24/7, pero su funcionalidad es ideal para coches.

No se tiene en propiedad, se alquila en una gasolinera

Quizás te parezca que hacer una inversión adicional en un extensor de batería no parece rentable, sobre todo porque el precio de uno de estos rondaría los 11.000 euros. Sin embargo, no tienes que comprarlo, sino alquilarlo en una gasolinera. Igual que un coche con motor de combustión para a reposar, un coche con motor eléctrico para, conecta una de estas baterías, y sigue su trayecto, entregándola en otra gasolinera del mismo proveedor. Algo similar a lo que hacemos hoy en día al alquilar un patinete eléctrico. De hecho, podríamos parar y cambiar de remolque si necesitamos seguir el trayecto.

La idea del fabricante sería cubrir las principales rutas vacaciones europeas, aunque es un concepto que de funcionar podría integrarse de forma habitual en las gasolineras.

El coste de alquilar este remolque sería de unos 37 dólares, por lo que tampoco parece un precio muy costoso si necesitamos un extra de autonomía.

Permite elegir un coche pensando en el uso regular, no en las ocasiones esporádicas.

La mejor forma de comprar el coche eléctrico que necesitas

Si bien es cierto que la autonomía de los coches eléctricos es suficiente para la mayoría de los usuarios durante 300 días al año, lo que preocupa a la hora de adquirir uno de estos vehículos es el momento de hacer trayectos más largos, como en vacaciones.

Con este tipo de remolques podríamos elegir el coche que realmente necesitamos, aunque se trate de un coche eléctrico urbano, como un Renault Zoe o un Fiat 500 e. Su autonomía no es mucha, pero su tamaño lo hace ideal para circular por ciudad de forma ágil y aparcar con facilidad. Y son vehículos más baratos que las grandes berlinas eléctricas o los SUV.

Si bien es cierto que llevar siempre un remolque conectado no nos haría especial gracia, para situaciones ocasionales puede ser una gran opción, y nos resuelve el problema de qué hacer cuando tengamos que realizar un viaje más largo.

Las cuestiones por resolver ahora mismo son las de las compatibilidades. Por un lado, el vehículo tiene que ser compatible con la entrega de potencia eléctrica de esta batería. Y por otro lado, tendría que homologarse el sistema de carga en marcha. No obstante, por las pruebas ya realizadas, no parece algo imposible de conseguir, y en poco tiempo podríamos ver estos extensores de autonomía en carretera a disposición del público.