CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Arrasó en su época pero está casi completamente desplazado: el freno de tambor

Juan Carlos Lezama Gonzalez | 3 Sept 2022
Freno De Tambor
Freno De Tambor

Los frenos de tambor por lo general se suelen usar en el eje trasero de un coche y forman parte importante de su sistema de frenado. Si bien no funcionan de la misma forma como funciona un freno de disco, en definitiva tienen el mismo propósito. Hoy en día no es tan popular como lo era en el pasado; sin embargo, aquí vas a aprender qué es un freno de tambor.

Saber cómo funciona el freno de tambor y la manera en que debe mantenerse puede ayudar a darle un mejor mantenimiento y de esa forma estar seguros de que el sistema de frenos del coche funcione como corresponde.

¿Qué es un freno de tambor?

Los frenos de tambor es un tipo de sistema de frenado el cual se usaba mucho en coches antiguos, incluso hoy en día algunos automóviles modernos lo continúan usando en sus ruedas traseras.

En este tipo de frenos, en lugar de usar un mecanismo que apriete hacia adentro como en los frenos de disco, el freno de tambor empuja hacia afuera haciendo fricción sobre un tambor para detener el coche. Tanto los frenos de tambor como los frenos de disco, utilizan un sistema de presión hidráulica, que actúa con fuerza mecánica.

Un pie acciona el pedal de freno y como resultado el coche se detiene.

Cómo funciona un freno de tambor

Los frenos de tambor funcionan con líquido de frenos neumático, el cual cuando se aprieta el pedal de freno se introduce en el sistema. Este fluido hace que un par de pistones salgan fuera del cilindro de freno hacia el tambor de freno. Luego, las zapatas de freno son empujadas por estos pistones, las cuales están recubiertas con un material de alta fricción.

Las zapatas son empujadas hacia afuera contra el tambor, el cual se encuentra unido a la rueda misma. Esto hace que los frenos de tambor se activen automáticamente, crean más fricción de frenado a medida que se aplican los frenos.

Cuál es mejor sistema de frenos: tambor o disco

Los frenos de tambor usan fricción que las zapatas de freno aplican hacia afuera en un tambor que se encuentra unido a la rueda. Los frenos de disco, sin embargo, usan pastillas de freno que aprietan un rotor de freno que se encuentra unido a la rueda para crear fricción.

Los frenos de disco tienen mucha mejor fuerza de frenado, ya que crean más fricción. Por eso muchos prefieren el sistema de freno de disco al de tambor, porque tienen mayor rendimiento de frenado.

Freno de tambor símplex y freno de tambor dúplex

Los frenos de tambor símplex se caracterizan porque tienen un soporte fijo entre los extremos inferiores de las zapatas de freno. Esto les permite tener una función de freno de estacionamiento, el cual no tiene holgura. Este tipo de freno de tambor también se caracteriza por su sistema de frenado constante.

El freno de tambor dúplex cuenta con dos zapatas delanteras en la dirección de balanceo, es decir, se desplazan en ambas direcciones. El problema con este tipo de zapatas, es que la marcha atrás hace que estos se desgasten. Este tipo de frenos se suele utilizar principalmente en los frenos traseros de camiones medianos y pequeños.

Mantenimiento necesario para un freno de tambor

Dada la complejidad del mantenimiento de los frenos de tambor, es necesario realizarle un cuidadoso mantenimiento. Primero hay que levantar el coche y retirar las ruedas. Luego, se abre el mecanismo del freno de tambor y se aprecia su estado. Se elimina el polvo y la suciedad con una lata de aerosol o con un compresor.

Se observa el estado de las zapatas, y se quitan de los retenedores quitando los resortes. Hay que asegurarse de que no existen puntos ásperos en el tambor que nos atrape el dedo, de haberlo hay que mandar a rectificar el tambor. El grosor recomendado de las zapatas de freno de tambor se encuentra en el manual del propietario. Si se encuentran zapatas gastadas en más de un 50% se deben reemplazar.