CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Vehículo procedente de la CEE: qué significa y qué debes saber sobre estas siglas

Juan Carlos Lezama Gonzalez |
Vehiculo Procedente De La Cee
Vehiculo Procedente De La Cee

La comunidad europea siempre ha buscado como diferenciar sus productos a los de otro continente y el mundo automotor no escapa a esta realidad. Hablar de un vehículo procedente de la CEE, no es otra cosa más que un indicativo de que un coche ha sido fabricado y homologado en la Unión Europea.

El objetivo de este artículo es hacer que conozcas qué es un vehículo procedente de la CEE, cómo registrar en España un coche usado procedente de la UE, y algún otro punto de interés.

¿Qué es un vehículo procedente de la CEE?

Lo primero que debes saber es que cuando se habla de un vehículo procedente de la CEE, se está hablando de un coche que es originario de la Comunidad Económica Europea. Esta es una zona compuesta por 27 estados miembros, cada uno con sus propias leyes y regulaciones para la fabricación, venta y uso de vehículos.

Estos coches deben cumplir determinadas normas y reglamentos para poder venderse en la Unión Europea. Estas normas y reglamentos garantizan que los vehículos sean seguros, confiables y de alta calidad. También deben cumplir la normativa medioambiental, como lo son las normas sobre emisiones, para poder venderse en la Unión Europea.

¿Características que deben tener los vehículos procedentes de la CEE?

Los vehículos procedentes de la CEE proporcionan a los propietarios una amplia gama de características, las cuales van a depender del modelo y la marca.

  • Cuentan con una calidad de fabricación excepcional, además de un tiempo de garantía para la seguridad de los consumidores. Esto significa que el comprador recibe una seguridad adicional en caso de que algo salga mal con el vehículo.
  • Ofrecen características tecnológicas avanzadas y un sistema de seguridad mejorado. Suelen estar equipados con características avanzadas, como un dispositivo de control de velocidad, un sistema de navegación GPS, una cámara de visión trasera y otros sistemas de asistencia al conductor.
  • Suelen construirse con materiales de excelente calidad. El acero galvanizado, el aluminio reforzado y el plástico resistente son algunos de los materiales utilizados para fabricar estos coches. Esto ayuda a mantener los costos de mantenimiento bajos y a incrementar la seguridad al conducir.
  • Los vehículos procedentes de la CEE generalmente son de muy buena calidad, y suelen tener precios más asequibles que los vehículos de fabricación local.
  • Pueden ser exportados a cualquier país fuera de la CEE, generalmente sin ningún tipo de problemas.

¿Cómo matricular un vehículo procedente de la CEE en España?

El proceso de matricular un vehículo procedente de la CEE en España puede parecer una tarea complicada. Sin embargo, siguiendo algunas orientaciones clave, el proceso puede ser mucho más sencillo.

  • El usuario debe obtener el certificado de importación del concesionario autorizado del vehículo. Esta documentación es necesaria para presentarla al Registro Estatal de la DGT para poder obtener la matriculación.
  • El formulario es diferente si el coche es de una de las naciones dentro de la Comunidad Europea o si es de un país fuera de la CEE.
  • Obtenido el certificado de importación, se debe presentar al Registro estatal de la DGT junto con los documentos técnicos del vehículo. Esto incluye el manual de usuario, el certificado de homologación y la ficha de homologación.

    Esta información es de vital importancia, ya que se utilizará para comprobar que el coche cumple con los requisitos establecidos en España.

  • El usuario debe pagar los impuestos correspondientes para poder matricular el vehículo.
  • Una vez que el coche ha sido matriculado, se le asignará un número de placa especial. Esta placa se mostrará en todos los países de la CEE y se asignará en función del lugar de residencia del propietario.