Si en los últimos años hemos asistido a una tendencia clara, y generalizada, esa ha sido la desaparición del monovolumen que conquistó los barrios residenciales desde finales de los noventa, a favor de toda suerte de SUV y crossovers. Pero la necesidad de un coche espacioso y cómodo sigue estando presente y no ha sido resuelta por los crossover. De ahí que los monovolúmenes se hayan reinventado en la carrocería de vehículos comerciales, sin complejos, porque sin duda esta nueva generación de monovolúmenes no tiene nada que envidiar a cualquier turismo. Así nace el Mercedes Clase T, el nuevo monovolumen de Mercedes-Benz, que viene a cubrir un segmento importante, rentable, y necesario para la firma de la estrella.

Continuar leyendo »