Hace unos días os presentamos un artículo en el que os hablábamos de cinco coches que sus marcas habían arruinado a lo largo de su historia. Algunos de aquellos cambios generacionales terminaron con denominaciones míticas - como ocurrió con el Lancia Delta - mientras que otros lograron encauzarse, reinventándose de forma más o menos satisfactoria. En esta segunda parte seguimos con esta galería de los horrores, en la que encontramos un Dodge Charger de tracción delantera o un Lotus Elise con serios problemas de sobrepeso. Pasen y vean, aunque no podamos garantizarles que sea de su gusto.

Continuar leyendo »

Toyota ha asistido en los últimos años a un rejuvenecimiento, pero sobre todo a un viaje para recuperar su deportividad que, sin duda, traerá consigo muy buenas noticias para los que vemos en esta marca algo más que un fabricante de coches híbridos y ecológicos. El Toyota GT86, pese a sus reducidas ventas en España, ya supuso un soplo de aire fresco. El Toyota Yaris GRMN, con su originalidad propuesta de utilitario deportivo sobrealimentado por compresor, es otro buen ejemplo. El Toyota Supra será el culmen de este ambicioso proyecto. ¿Pero habría sitio para un auténtico deportivo, aún más económico, y sencillo, que el Toyota GT86? Parece que sí.

Continuar leyendo »

Y puede que por menos de 2.000 dólares puedas transformar un Toyota MR2 es algo que, a lo lejos, parezca un Ferrari. Éste da bastante el pego incluso si se está cerca pero si uno es un poco seguidor de lo deportivos italianos se dará cuenta pronto de que aquí hay gato encerrado. Otra vez tenemos un caso del “quiero y no puedo”.

Continuar leyendo »

Sincertamente he de reconocer que en el primer vistazo pensé que era realmente un Ferrari 360 Spyder. Pero no, se trata de una excelente modificación realizada sobre un pequeño cabrio que se encuentra a “distancia” del Ferrari: un Toyota MR2. Lo mejor es que se encuentra a la venta en el conocido portal de subastas ebay.

Continuar leyendo »

El propietario ruso de este “precioso” Toyota MR2 debe de ser muy fan de la trilogía de Terminator. Al menos lo suficiente para serigrafiarlo completamente con elementos de las famosas películas. Los robots campan a sus anchas por la carrocería, con la interesante casualidad de mostrar la “óptica” de uno de ellos en la puerta del conductor.

Continuar leyendo »