27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Sony quiere una parte del pastel del mercado de los eléctricos

( @jesusmonterob ) el

Está claro que uno de los negocios que moverá grandes cantidades de dinero en el mundo del automóvil es la fabricación de sistemas de almacenamiento de energía eléctrica o baterías. Por eso, todos los fabricantes que están en disposición de progresar en este campo quieren una parte del pastel. Sony acaba de anunciar que planea introducirse en la fabricación de baterías de iones de litio para los vehículos híbridos y eléctricos hacia mediados de esta década.

El gigante asiático ya se ha puesto en contacto con varios fabricantes de automóviles y prevé un aumento importante de la demanda de este tipo de baterías a partir del año 2015. Son tales las previsiones de Sony, que tiene pensado abrir nuevas plantas de fabricación de baterías e incluso alguna fuera de Japón. Por supuesto todavía tiene por delante un trabajo importante de investigación para conseguir que sus baterías sean seguras y fiables, evitando que se deterioren con las continuas recargas a las que se verán sometidas.

Edificio Sony Tokyo

Es curioso observar como todo el mundo ve una oportunidad de negocio en el futuro del automóvil con su paso a la energía eléctrica y sin embargo quedan muchas preguntas sin respuestas en cuanto a su futura penetración en el mercado. Quizá los fabricantes tienen demasiadas expectativas al respecto, pero hay que pensar que todavía nos encontramos en una crisis mundial importante que no se sabe a ciencia cierta cuando acabará.

La fabricación de las baterías sigue teniendo un coste muy elevado y los vehículos eléctricos sólo son una opción como segundo vehículo y nunca como vehículo principal. ¿Por qué? pues porque con la autonomía actual y los puntos de recarga existentes, así como el tiempo que hay que dedicar a las cargas, es muy complicado realizar un viaje de más de 200Km con cualquiera de estos vehículos. Por lo tanto, una persona que quiera tener un coche eléctrico, solo podrá permitírselo como segundo vehículo para traslados urbanos e interurbanos.

También es cierto, que estos pequeños detalles se irán corrigiendo según avance la implantación del vehículo eléctrico (y el híbrido). Las baterías reducirán sus costes según se estabilice la oferta y la demanda, existirán más puntos de recarga y… respecto al tiempo de carga se está investigando y avanzando una barbaridad. Aún así, y pensando en el mejor escenario posible, no creo que haya muchas personas ahora mismo en disposición de pagar la nueva tecnología eléctrica para disfrutar de un vehículo que se va a mover en un nicho de mercado donde habitualmente hay coches mucho más baratos, es decir, los vehículos urbanos. Coches que por regla general son poco contaminantes, muy baratos de mantener, que debido al tamaño actual de las baterías en los eléctricos ofrecen más espacio con menos tamaño y que van a ser una dura competencia para estos nuevos vehículos eléctricos que llegan al mercado.

Cada vez más, nacen o se unen nuevos fabricantes de baterías interesados en conseguir un buen pellizco del negocio. Sin embargo pueden llegar a saturar un poco el mercado en el caso de que la penetración del vehículo eléctrico e híbrido no cumpla con las expectativas, y muchos de esos fabricantes se verán obligados a recortar sus previsiones o incluso a cesar en su aventura. Aún así, este aumento de empresas no hace más que beneficiar al usuario final, pues cuanta más oferta y más competencia, mayor avance tecnológico y menor coste de fabricación. Esto permitirá a los fabricantes rebajar el precio del coche eléctrico, consiguiendo así aumentar la demanda y favorecer la implantación del mismo. Al final lo que es seguro es que el futuro de la automoción pasa por los vehículos eléctricos, lo difícil es saber cuando llegará ese futuro.

Imagenes: Ian Muttoo | Toyota España
Fuente: TechCrunch | Mainichi Shimbun
En Tecmovia: La nanotecnología permitirá un futuro eléctrico sostenible | El futuro del coche eléctrico, hoy | Me compro un eléctrico, y… ¿dónde lo reparo? | Vehículo eléctrico: ventajas, inconvenientes y perspectivas de futuro