27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

BMW Motorrad DDC: primer control dinámico de amortiguacion para motocicletas

( @ClaveroD ) el

BMW Motorrad es la división de motocicletas de BMW. En el mundo de las dos ruedas, BMW siempre ha sido considerada una marca líder en el ámbito de ingeniería, aunque añadiendo un plus considerable a la factura. Si en automoción, BMW es pionera en desarrollos tecnológicos como la inclusión en su gama de las soluciones Efficient Dynamics, en el motociclismo, sus productos siempre han sido precursores dentro de sus segmentos. Por poner un ejemplo, BMW fue la primera marca en incluir de estricta serie, en su modelo K1, el sistema antibloqueo de frenos ABS en el año 1988.

La tecnología BMW Motorrad DDC (Dynamic Damping Control), no es más que el siguiente paso evolutivo en el apartado de suspensiones. Para entender esta evolución debemos remontarnos al año 1986, año en el que fue presentado el basculante trasero «Paralever». Más tarde, en 1993 se presentó el «Telever», basado en la misma tecnología aunque, aplicada a la rueda delantera. Y por último, en el año 2005 , BMW decidió ir más allá con la implementación del «Duolever» , una arquitectura basada en un doble triangulo delantero con suspensión y guiado independiente.

Con la electrónica en pleno auge y apoderándose poco a poco de todos los elementos, llegaron las suspensiones semi-activas. Con opciones para diferentes estilos de conducción y personalización de diferentes parámetros: dureza, altura, inclinación, etc. Cuando parecía que estaba todo inventado, BMW decidió recurrir a dos de sus máximos exponenetes: el BMW M3 y el BMW M5. Gracias a estos vehículos y al departamento Motorsport, se desarrolló una amortiguación basada en el control electrónico del conjunto muelle-amortiguador. Esta innovación tomó el nombre de ESA en el año 2004 (Electronic Suspenssion Adjustment), y dió lugar a ESA II en el año 2009 (incluyendo en este caso la posibilidad de variar la extensión del muelle).

Evolución: del control electrónico al control dinámico

Con el sistema ESA II, el conductor puede regular la amortiguación de las dos barras telescópicas delanteras, la amortiguación de la rueda posterior y, además, puede ajustar la extensión del muelle de la suspensión posterior, lo que significa, que con solo pulsar un botón se puede cambiar el comportamiento de la moto . De este modo, se puede escoger entre distintos tipos de amortiguación y de suspensión con el fin de adaptar el reglaje a las condiciones de la calzada y del peso que lleva la moto en ese mismo instante.

Sin embargo, el sistema BMW DDC (Dynamic Damping Control) va más allá y consigue que la moto tenga un comportamiento específico para cada momento. El sistema DDC es un sistema semiactivo de regulación del chasis, que reacciona automáticamente a maniobras como frenado, aceleración o trazado de curvas y que, además, evalúa en todo momento el estado de la calzada. Distintos sensores detectan estas situaciones y el sistema regula automáticamente la amortiguación.

En resumen, la mejora viene dada por la variación continua de la suspensión. En cada firme, en cada circunstancia… cada milisegundo será una amortiguación diferente al instante anterior.

BMW Motorrad DDC: el sistema en profundidad

El sistema DDC de BMW comparte la misma red CAN-Bus con el sistema de control de tracción DTC y con el sistema antibloqueo de frenos ABS. Este sistema detecta la activación de los demás sistemas de regulación para adaptar las características de la amortiguación según lo exijan las circunstancias. Dependiendo de si se comprime o extiende la amortiguación, la extensión y la compresión del muelle permiten ser reguladas por separado.

Es más fácil entender el sistema con ejemplos basados en la conducción. Uno de ellos puede ser la trazada de dos curvas seguidas de sentido opuesto, primero se aumenta la alimentación de corriente de las electroválvulas de la suspensión delantera y trasera (partiendo de una baja alimentación de corriente) en la medida que aumenta la inclinación de la moto hasta que llega al vértice de la primera curva. Cuando el motorista endereza la moto entre las dos curvas, las dos válvulas recuperan su posición normal en la medida en que disminuye la inclinación de la moto. Una vez el piloto empieza a entrar en la segunda curva, la alimentación de corriente a las electroválvulas vuelve a aumentar en función del ángulo de inclinación de la moto. Cuando la moto llega al vértice de la curva y vuelve a enderezarse, las válvulas empiezan a recuperar su posición normal.

A continuación os mostramos un vídeo donde se puede observar el funcionamiento del sistema BMW Motorrad DDC en diferentes circunstancias:

Fuente: BMW
En Tecmovia: Lexus reinventa el concepto de estabilidad en el CT 200h