CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Coches híbridos

3 MIN

Bentley piensa en híbridos enchufables a partir de sus motores V8 y W12

David Clavero | 17 Ene 2012

La noticia podría parecer una contradicción en sí misma por el empleo de mecánicas de 4 y 6 litros respectivamente. Los motores W12 biturbo y el nuevo V8 atmosférico podrían definirse de cualquier modo, menos como protagonistas de sistemas eficientes de propulsión. Sin embargo, en la casa británica no piensan que esta sea una idea tan extrema, y observando el futuro que se avecina respecto a nuevas normativas referentes a la reducción de emisiones, la hibridación de sus mecánicas actuales será el camino a seguir.

Las versiones híbridas enchufables otorgarán entre 25 y 30 Km de autonomía en modo eléctrico

El planteamiento que pretende seguir Bentley responde a la conciliación de dos vertientes del automóvil bastante opuestas en teoría. La primera de ellas seguiría la premisa de continuar ofreciendo su señas identificativas en cuanto a prestaciones y cualidades de sus mecánicas, mientras que la segunda sería reducir sus consumos y emisiones de forma que sus vehículos pudieran lograr unas marcas de eficiencia superiores a las actuales.

Estas informaciones no se tratan de meras especulaciones basadas en los tiempos actuales, se tratan de declaraciones del actual CEO de Bentley, Wolfgang Dürheimer, en una reciente entrevista con motivo de Salón del Automóvil de Detroit. La idea de contar con híbridos en la marca no es algo nuevo, sin embargo, el hecho de que estos híbridos lleguen a ser enchufables y que partan de los motores actuales, sí que se trata de un detalle de reciente conocimiento.

El planteamiento híbrido enchufable otorgaría una autonomía en modo eléctrico de entre 25 y 30 Km. Se trataría de un propulsor eléctrico ubicado entre el motor y la transmisión y se beneficiaría de toda la tecnología del Grupo VAG en este apartado. Obviamente, el propulsor más adecuado para albergar un sistema híbrido sería el motor V8 4.0 TFSI capaz de ofrecer 507 CV de potencia máxima, cuyo consumo se reduciría al de un motor V6 y sus prestaciones pondría en serios aprietos a la mecánica W12 6.0 biturbo de 575 CV.

No podemos esperar que esta información cobre forma en futuro próximo, pues al menos un par de años todavía pueden transcurrir hasta que Bentley otorgue opciones eléctricas a sus motores. Sin embargo, el retraso de manera indefinida del crossover de la marca podría acelerar el proceso para la adopción de esta idea de manera más temprana. Con todas las marcas planificando importantes novedades para el Salón de Ginebra, Bentley podría mostrar los primeros avances en esta importante cita europea.

Fuente: WCF En Tecmovia: Rolls-Royce 102EX: la vuelta al mundo a bordo del eléctrico más lujoso | Audi A8 Hybrid | 4.0 TFSI V8: máximo exponente de la tecnología VAG