ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

5 MIN

Control de presión de neumáticos Nissan [Laboratorio Tecmovia]

Un sistema cómodo, sencillo, totalmente intuitivo y a prueba de torpes para mantener una presión correcta en los neumáticos de forma permanente

Ya era hora. Un siglo después de que los coches empezasen a circular masivamente por las carreteras del mundo con aire en las ruedas, finalmente un fabricante pone sobre la mesa un sistema cómodo, sencillo, totalmente intuitivo y a prueba de torpes para mantener una presión correcta en los neumáticos de forma permanente.

Bajo el nombre de «Easy-Fill Tire Alert», el sistema estará disponible en todos los modelos Nissan a partir de 2013, si bien ya se ofrece actualmente en algunos de ellos, como el omnipresente Leaf. Los numerosos beneficios que aporta este sistema van desde la mejora en la seguridad hasta la reducción del consumo, pasando por un correcto desgaste de las gomas. Si quieres ver cómo funciona, echa un vistazo al vídeo explicativo que se muestra a continuación. Lo único que no queda claro es por qué no se había hecho antes.

Cómo funciona el sistema

Lo que Nissan plantea es tan simple como un sensor de presión en cada rueda y un sencillo sistema de «comunicación» con el conductor, dentro del coche mientras vamos conduciendo a través del cuadro de mandos, y fuera del coche mientras manejamos el compresor conectado a la rueda correspondiente (y aquí está la novedad).

Cuando se alcanza la presión óptima, un toque de bocina nos indica que deberemos dejar de inflar

En principio, el coche mide e informa de la presión de los neumáticos en todo momento a través de un menú del cuadro de instrumentos. Cuando una rueda tiene una presión incorrecta, aparece un mensaje de alerta que nos indica cuál es el neumático y si falta o sobra presión. A partir de aquí, se supone que pararemos en la próxima estación de servicio para resolver el problema y es ahí donde los sistemas actuales nos dejaban un poco «colgados». No así el de Nissan.

Al bajar del coche y enchufar el compresor a la válvula de la rueda correspondiente, comenzamos a inflar y el coche activa sus intermitentes para dar a entender que comienza el inflado. Cuando se alcanza la presión óptima, un toque de bocina nos indica que deberemos dejar de inflar. Si nos pasamos al sobreinflado, la bocina sonará tres veces, invitándonos a extraer aire; de nuevo, la bocina sonará una vez cuando el desinflado sea suficiente.

Sencillo y práctico, el sistema parece destinado a extenderse no sólo a toda la gama Nissan, sino a todo el mercado, teniendo en cuenta las enormes ventajas que aporta y el relativo bajo coste que parece tener.

Beneficios del control de presión Nissan

Para empezar, un inflado correcto de los neumáticos puede reducir el consumo de combustible hasta en un 3,3%, según el Deartamento de Energía de EE.UU. y podemos tener por seguro que un gran número de coches circulan con una presión incorrecta, por las dificultades que entraña para muchos conductores tan sencilla tarea. Mucha gente no mira la presión jamás.

Otro elemento clave en la conducción, la seguridad, también se ve afectado por el correcto inflado de las ruedas. El agarre de los neumáticos y su deformación lateral en curva se ven notablemente influidos por la presión, de forma que las distancias de frenado y el límite de adherencia pueden variar sustancialmente desde el punto óptimo hasta valores muy mermados si la presión no es correcta.

Un inflado correcto de los neumáticos puede reducir el consumo de combustible hasta en un 3,3%

El correcto desgaste de las ruedas, a su vez, también depende en gran medida de que la presión sea correcta, evitando así (en parte) el desgaste irregular por los flancos o por el centro de la banda de rodadura. El desgaste homogéneo redunda también en la seguridad, pues mantendremos una profundidad del dibujo homogénea que permitirá una evacuación del agua adecuada y un mejor agarre en mojado y en seco.

Por último, la fiabilidad de los manómetros de las gasolineras nunca ha sido un ejemplo de cuidado extremo con lo que, incluso queriendo hacer las cosas bien, a veces no disponemos de los medios adecuados y podemos estar metiendo una presión falsa en nuestras ruedas. Es de suponer que los sensores incorporados en las llantas deberían hacerlo bastante mejor, también en este sentido.

Por todo lo anterior, parece que el sistema ideado por Nissan resulta altamente recomendable. Sólo falta que los neumáticos se inflen solos…

Fuente: Carscoop
En Tecmovia: Neumáticos que no pierden presión, con microchips y silenciosos… lo último de Goodyear-Dunlop | Presente y futuro de los neumáticos [estado de la tecnología del automóvil]

Cargando...