ESPACIOS
TECMOVIA
Cerrar CERRAR
Tecmovia

3 MIN

Velocidad variable en autopistas y autovías y 90 Km/h en carreteras secundarias

La reducción del límite de velocidad en las carreteras secundarias se trataba de un hecho casi confirmado desde que se hicieron públicas las intenciones e ideas del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. Esta reducción de los límites pasará por establecer un máximo de 90 Km/h, frente a los 100 Km/h que se permitían hasta el momento en las carreteras secundarias. El argumento para esta reducción pasa por el hecho de que este tipo de carreteras son los principales escenarios de accidentes de tráfico, llegando a ser protagonistas en el 80% de las muertes registradas el año pasado.

A su vez se ha hecho pública la intención de revisar los límites de las vías rápidas, aunque en este concepto encontramos un ligero matiz. Aquí la revisión podría pasar por la introducción de los polémicos límites variables que ya se han hecho habituales en los accesos a Barcelona. Esta medida todavía no ha sido confirmada para su llegada segura a las carreteras, aún así figura con grandes posibilidades para llegar a la práctica totalidad de las autopistas y autovías españolas.

Entre los entresijos de esta propuesta queda en el aire la posibilidad de aumentar el límite máximo de velocidad hasta los 130 Km/h en vías rápidas, una medida en la que aún se mantiene la esperanza bajo el respaldo de una margen de velocidad variable según las condiciones de la vía. El comportamiento del tráfico y la meteorología afectarán de manera directa en los límites de velocidad que visualizarán los nuevos paneles, ahora solo quedaría explicar como afectará esta variación instantánea en los miles de tramos donde se ubican los temidos radares.

De otro modo también se está estudiando la posibilidad de incluir el límite de velocidad variable en las propias carreteras secundarias. Los motivos son varios, aunque principalmente se encuentran los aspectos relacionados con la calidad y seguridad de estos tramos, que en comparación con las vías rápidas reflejan un gran déficit de soluciones para mitigar o evitar la gravedad de los accidentes. Por ahora la única intención confirmada ha sido la reducción a 90 Km/h del límite máximo en estas vías.

Estas modificaciones, que se pretenden hacer efectivas durante el segundo semestre del año presente, buscan una reducción de la mortalidad en las vías más castigadas por la mortalidad, las carreteras secundarias con un margen del 80% sobre el total, que por contra también conforman la práctica totalidad de la red de carreteras españolas. Además se pretende aplicar un mayor nivel homogeneidad con el resto de Europa en referencia al reglamento de velocidad en los distintos tipos de vías. El máximo de 130 Km/h y el funcionamiento de los radares donde la velocidad será variable son las grandes cuestiones pendientes de respuesta, seguiremos atentos ante la evolución sobre esta serie de modificaciones.

Fuente: Elmundo.es
En Tecmovia: La DGT estudia modificar los límites de velocidad en las carreteras | La DGT facilita la vida a los transportes de dos ruedas y complica a los de cuatro

Cargando...