27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

¿Cuánto y cómo influye el ABS cuando hablamos de motos?

( @ClaveroD ) el

El ABS en automoción ha supuesto un elemento de rotundo incremento en la seguridad, que además resultó incuestionable desde sus primeras aplicaciones en serie. La importancia de unos frenos que instalan el sistema antibloqueo ABS no reside en una mejora de la frenada, sino en una nula pérdida del control del vehículo mientras dure la frenada y ante cualquier circunstancia que pueda facilitar el bloqueo de alguna de las ruedas que están siendo frenadas.

El ABS es obligatorio desde 2003 en todos los coches de nueva fabricación, mientras que habrá que esperar hasta 2013 para que sea obligatorio para las motocicletas dentro de la zona Euro. Pero conociendo sus virtudes en los vehículos de cuatro ruedas, ¿Son las cualidades del ABS tan decisivas cuando hablamos de las dos ruedas?. Pues la respuesta es que el aporte de seguridad es todavía más acusado en las motocicletas al influir directamente en la trayectoria y estabilidad del vehículo, además de garantizar un control total sobre la frenada y la dirección.

En el vídeo donde Kymco nos muestran las ventajas de la instalación del ABS en sus motocicletas, rápidamente conocemos un dato más que interesante al hablar de motos. Ante superficies no deslizantes o mínimamente deslizantes, la frenada resulta similar tanto con el ABS instalado como sin él, un claro ejemplo donde la menor masa del vehículo, junto con un buen agarre de las gomas, resulta decisivo al hablar de las dos ruedas en momentos de frenada.

Ambos scooters realizaban frenadas completas una vez llegaban a los 50 Km/h, además se intercambian los pilotos para equiparar resultados

Sin embargo, cuando el agarre de la superficie disminuye por diferentes adversidades: agua, gravilla, pintura deslizantes, etc. El ABS muestra una distancia de frenada similar a la efectuada con el piso seco (alrededor de 17 metros desde que se frena a 50 Km/h), situación que no ocurre ni por asomo en la scooter que no instala ABS. El bloqueo de ambas ruedas, junto con una superficie de escaso agarre provoca situaciones de sobreviraje y clara pérdida del control, motivando una más que probable caída al suelo sino fuera por la ayuda de los brazos auxiliares de apoyo.

Sin buenas gomas, frenos y suspensión, cualquier tecnología será inútil para evitar percances o riesgos

Con la instalación del sistema ABS no se asegura una situación de seguridad completa y sin posibles percances, al hablar de motos, sea cual sea mientras instale dos ruedas, la necesidad de un conocimiento y un saber hacer para no perder el control es vital. En un coche contamos con cuatro puntos de agarre que nos facilitan ampliamente las cosas, cuándo hablamos de dos ruedas, las capacidades para mantener el control requieren habilidades que solo un escaso porcentaje de los motoristas son capaces de mostrar a la hora de la verdad.

Además no se pueden olvidar otros factores muy a tener en cuenta cuando hablamos de frenos y eficacia: neumáticos, suspensión y calidad de la frenada. Sin estos tres factores en perfectas condiciones, ningún sistema ni tecnología será capaz de ayudar todo lo que podemos necesitar. Aún así, contar con ABS es una garantía de seguridad que nos premiará con un control permanente mientras efectuamos una frenada donde la distancia puede decidir las consecuencias.

Fuente: Kymco
En Tecmovia: Pastillas de freno multicapa para frenar mejor | EuroNCAP apuesta por la frenada de emergencia automática
En Diariomotor: Tu coche en forma: estado de los frenos