27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Delphi desarrolla un sistema de inyección diésel combinando common-rail e inyector-bomba

( @ClaveroD ) el

Delphi ha presentado sus últimos sistemas de inyección directa para motores pesados de gasóleo donde se combinan tecnologías de common-rail e inyector bomba para cumplir la normativa Euro VI. Esta nueva gama de sistemas de inyección directa dan una nueva oportunidad a los famosos sistemas de inyector-bomba que por motivos de emisiones habían empezado a desaparecer del mercado.

La unión de ambas tecnologías promete mejorar la eficiencia de los motores diésel añadiendo mayores prestaciones, menores vibraciones y ruidos y un menor consumo

Las presiones máximas que podrán desarrollar los sistemas de esta nueva generación alcanzarán márgenes de entre 2.700 y 3.000 bares. Un aumento notable de la presión que pretende mejorar eficiencia y prestaciones sin descuidar el consumo de carburante. El objetivo de esta nueva remesa serán los vehículos comerciales y vehículos de media carga, dejando a un lado los turismos y vehículos más pesados.

Dos sistemas rivales en el mercado unidos ahora para evolucionar la inyección diésel

Delphi

El objetivo de combinar ambas tecnologías de inyección directa, siempre evolucionadas hasta el momento de forma paralela, ha sido el conseguir un compromiso entre reducción de elementos móviles, pérdidas de carga por el trabajo de la bomba de alta presión y una elevada presión de inyección que garantice el cumplimiento anticontaminación. De este modo se ha conseguido un diseño compacto y que no necesita de bombas auxiliares de trabajo.

El método de unión de ambas tecnologías ha sido la combinación de inyectores de alta presión (+3.000 bares), añadiendo en la mitad de ellos un sistema de bombas de alta presión movidas por el árbol de levas, manteniendo intacto un único raíl común que mantiene constantes los valores de caudal y presión generados por las bombas. Así se consigue lo mejor de dos mundos: suavidad y consumo del common-rail y prestaciones del inyector-bomba.

Esta nueva tecnología denominada Delphi F2E llegará al mercado en 2013 junto con otros nuevos sistemas common-rail de diseño tradicional con bomba de alta presión auxiliar. Los nuevos requerimientos de la industria en materia de emisiones y reducción de cilindradas y cilindros está obligando a un mejor aprovechamiento del combustible, donde el sistema de inyección diésel acarrea un importante papel al tener que dosificar el gasóleo bajo unas condiciones específicas, casi extremas, donde los márgenes de tolerancia en sus valores de funcionamiento son cada vez más reducidos.

Fuente: Delphi
En Tecmovia: El motor 1.0 EcoBoost de Ford asalta Nürburgring con 205 CV y 5 l/100 Km | El motor diésel más grande del mundo y los límites de la eficiencia térmica | Motores de gasolina de ciclo Atkinson: cultura general para el S.XXI

Comentarios...

No está permitido comentar.