Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor TecmoviaSearch Icon
Energía
Logo Icon

4 MIN

¿Qué consume más, aire acondicionado o ventanillas bajadas?

Uno de los interrogantes con mayor cantidad de opiniones ha sido testado y respondido por ORNL, Oak Ridge National Laboratory, ¿Qué consume más combustible, usar el aire acondicionado o circular con las ventanas bajadas? Los sujetos para esta prueba desarrollada en EE.UU. han sido dos vehículos, un Ford Explorer y un Toyota Corolla del año 2009 que suponen candidatos medios para la representación del mercado norteamericano.

Los análisis han sido llevados a cabo en condiciones controladas en un laboratorio, donde mediante el uso de un banco de potencia y una turbina para simular las condiciones a altas velocidades, se ha conseguido determinar el impacto del uso del aire acondicionado y las ventanas bajadas en diferentes tramos de velocidad. Las diferencias pueden ser mínimas o abismales en según que casos, pero el uso de todo el potencial de enfriamiento del aire acondicionado dinamita gravemente la eficiencia de combustible en cualquier situación.

Resultados obvios, uso común como valor más eficiente

Toyota Corolla

A baja y media velocidad, las ventanas bajadas se postulan como más eficientes en estos dos casos.

En el caso del Toyota Corolla, el estudio se ha realizado bajo cuatro condiciones: A/C encendido, A/C apagado, A/C al 50% y ventanas bajadas con A/C apagado. La mayor eficiencia aerodinámica de este modelos se muestra crucial, al igual que su menor necesidad de potencia frigorífica para aclimatar el habitáculo. El estudio de este modelo demuestra que el A/C apagado y las ventanas subidas es el escenario más favorable, obvio. Las ventanillas bajadas se muestran como la fórmula más eficiente hasta 90 Km/h. El aire acondicionado al 50% es la mejor solución de 90 Km/h en adelante. Mientras que por último, el A/C activado al 100% sólo sería recomendable a partir de 121 Km/h, momento en el cual las ventanas bajadas ofrecerían una resistencia aerodinámica que lastraría el consumo en exceso.

Pasándonos al caso de la Ford Explorer, los resultados son más clarificadores debido a que el sistema de aire acondicionado sólo cuenta con un modo de activación a pleno rendimiento y que el habitáculo es de considerables mayores dimensiones. Tal es la diferencia, que los resultados hasta los 130 Km/h que se han registrado, no ofrecen ningún respaldo al uso del A/C, mostrándose mucho más eficiente la circulación con las ventanillas bajadas en todo momento. Al igual que el Toyota Corolla, la circulación con ventanas subidas y A/C apagado se muestra como la fórmula más eficiente, obvio de nuevo.

Ford Explorer

Lo aquí demostrado es orientativo, la eficiencia de los sistemas de climatización actuales y la mejora en aerodinámica pueden dar la vuelta a estos casos

La primera conclusión extraída es el hecho de que a mayor velocidad, la resistencia aerodinámica provocada por la apertura de las ventanas lastra el consumo en la amplia mayoría de los casos. A su vez, el uso moderado del aire acondicionado también se muestra fundamental para altas velocidad debido a la dependencia que tiene este componente sobre el propulsor. Ante una demanda de máximo enfriamiento, la energía consumida por el compresor puede suponer un exceso de consumo de combustible no justificado.

Tal es la capacidad exagerada de enfriamiento que, durante la prueba, se registraron temperaturas en el interior del habitáculo de 14ºC cuando dicha prueba se realizó aportando 1.500 W de calor como condicionante. Este rango de temperaturas es ilógico al tratarse de una temperatura ambiente inteior que no será soportable por los usuarios y que supone un gasto excesivo de la energía del combustible quemado por el motor de combustión interna.

Fuente: SAE En Tecmovia: Estudio cuantifica el impacto del aumento de velocidad sobre el consumo de combustible | La aerodinámica y la eficiencia: un vistazo a la historia | El downsizing no aporta ventajas reales, según Consumer Reports