27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Nueva Jersey (EE.UU.) ve necesario el impuesto específico para eléctricos

( @ClaveroD ) el

Gravar con impuestos específicos al vehículo eléctrico se ha convertido en un tema de actualidad en los EE.UU. Todos quieren que la amenaza del vehículo enchufable no lapide los ingresos que generan los impuestos que gravan el carburante, y por este motivo cada vez son más los estados que se plantean muy seriamente la inclusión de un impuesto o tasa específica para los vehículos eléctricos de cara a mantener el aporte económico a las arcas públicas.

De este modo, al igual que otros estados como Oregon o Washington, Nueva Jersey ha decido plantear la propuesta de crear un impuesto específico para los vehículos eléctricos donde se cada milla recorrida suponga 0.0064 Euros en impuestos. Pero la polémica queda servida cuando haciendo una cuenta aquí y otra allá, se descubre que este impuesto para eléctricos resultaría sustancialmente más costoso que el impuesto que se aplica al combustible en los EE.UU.

Impuestos y eléctricos, hay polémica para rato

Renault Zoe

Los norteamericanos que repostan en el estado de Nueva Jersey pagan 0.11 Euros en impuestos por cada galón repostado (1 Galón = 3,79 Litros). Así, ante un kilometraje de de 12.000 Millas anuales, un vehículo eléctrico llegaría a pagar un total de 77 €, mientras que el propietario de un vehículo con un consumo de 9,5 l/100 Km, pagaría algo menos de 53 €. A mayor eficiencia de combustible, menor gasto en combustible y en impuestos, lo cual aumentaría de forma alarmante la diferencia respecto a un eléctrico.

Queda clara la profunda injusticia que se plantea para con el vehículo eléctrico, justificando el gravamen como una herramienta que soluciona el déficit en recaudación. Los impuestos deben entenderse como una herramienta de recaudación colectiva, pero desde luego no así ante una fórmula de movilidad que busca ofrecer eficiencia a todo costa y una menor dependencia energética de combustibles fósiles.

El punto de recarga en el trabajo, la nueva iniciativa del DOE norteamericano

El caso de Oregon, huelga decirlo, no es el único planteado en los EE.UU., cada vez son más y más administraciones las que están alzando la voz para señalar a los vehículos eléctricos como vehículos que no cumplen con los impuestos. El peligro que se corre con esta medida es el contagio entre estados y países apostando por una forma altamente injusta de gravar al vehículo eléctrico. Es justo que pague, sí, pero esa recaudación debe ser acorde a las necesidades y exigencias de la tecnología, no como solución a una recaudación que poco aporta a la movilidad eléctrica.

Fuente: AutoblogGreen
En Tecmovia: El mundo al revés: Oregón propone un impuesto especial para vehículos muy eficientes | EE.UU. habla de impuestos para los eléctricos: ¿Queda abierta la veda? ¿Qué ocurre en España? | ¿Cuanto cuesta realmente un litro de gasolina o gasoil?

Comentarios...

  1. Patek

    Si ya os lo decía yo. Estas sanguijuelas chupasangre siempre acaban mordiéndose la cola. Maldita infección planetaria.

No está permitido comentar.