27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

2.000km de prueba con un Nissan Leaf (VI): el coche eléctrico ¿es el coche del futuro? #LeafTecmovia

( @@davidgartes ) el

Datos acumulados:
Días (total final): 36
Distancia: 2.816 km
Consumo: 542,4 kWh
Consumo medio: 192,61 Wh/km
Tarifa ejemplo: 0,121 €/kWh
Coste medio: 2,33 €/100 km
(Datos de Carwings)

Hemos llegado al final de nuestro trayecto con el Nissan Leaf. Todavía quedan algunos temas por tratar en próximos artículos, pero creo que deberíamos a abordar ya la gran pregunta que, al fin y al cabo, era el objetivo central de la experiencia. Tras un mes y casi 3.000 km con el coche, estamos en condiciones de opinar con fundamento acerca del presente y el futuro del coche eléctrico.

La prueba ha tenido sus luces y sus sombras, hemos encontrado aspectos realmente brillantes en el Leaf, al tiempo que nos hemos visto limitados por su autonomía. Teniendo todo en cuenta, predomina el excelente desempeño del coche y la conclusión que podemos sacar es que el coche eléctrico es, casi sin lugar a dudas, el coche del futuro, y ya podría ser el coche del presente para un número no pequeño de usuarios.

El coche eléctrico es el coche del futuro, el plazo es la incógnita

Nissan Leaf

El coche eléctrico tiene demasiadas ventajas sobre el de combustión como para que no acabe imponiéndose en algún momento

Pues eso, el coche eléctrico tiene demasiadas ventajas sobre el de combustión como para que no acabe imponiéndose en algún momento… claro que eso mismo debieron pensar hace 100 años, cuando los primeros coches eléctricos dominaban el mercado de «alta gama» mientras que los traqueteantes y humeantes coches de gasolina eran el «hermano pobre». Pero ha pasado un siglo y mirad dónde estamos.

Todo el mundo sabe a estas alturas que en un coche eléctrico no se puede ir mucho más lejos de unos 100 km (salvo que hablemos de un Tesla de 100.000$) sin arriesgarse al agotamiento de las baterías. El coste de las baterías es muy alto, su peso aún más, su densidad energética pequeña y el tiempo de recarga un problema con pocas soluciones en el mundo actual (la recarga rápida no es accesible y además acaba friendo las baterías). Lo que sí ha quedado demostrado es que los 175 km de autonomía del ciclo NEDC son pura homologación de laboratorio y tienen poco que ver con el uso real.

Nissan Leaf

Los 175 km de autonomía del ciclo NEDC son pura homologación de laboratorio

Y ese es el único problema. No, no es pequeño, pero todo lo demás son virtudes tan importantes que convierten en antiguo a cualquier coche convencional. El silencio de marcha, la respuesta instantánea y contundente del motor, la falta de mantenimientos, la supuesta fiabilidad eterna del motor eléctrico… todo es importante. También lo es la eficiencia con la que trabaja, comparado con una máquina térmica, y la total limpieza de emisiones.

Cuando puedan andar más, recargarse más rápido o ambas cosas a un precio razonable, nadie querrá un coche que queme combustible. La vida con un eléctrico gana, y mucho, a cada minuto que pasa en comparación con un térmico. Ahora que he vuelto a mi turbodiésel de siempre después de tanto tiempo, echo de menos el Leaf como pocos coches de los que he probado. Era tremendamente especial y superior a cualquier otra cosa durante su uso.

Nissan Leaf

Era tremendamente especial y superior a cualquier otra cosa durante su uso

Puesto que el problema técnico a resolver para llegar a ese punto de autonomía y recargabilidad es un problema químico, no de miniaturización de chips, la velocidad de evolución de las baterías es desesperantemente lenta y todo parece indicar que lo seguirá siendo. El futuro eléctrico universal no está cerca y de momento habrá que pensar más bien en usuarios a los que les encaja tal como está.

¿Es el momento de comprarse un Nissan Leaf?

Nissan Leaf

El Leaf es un coche perfectamente lógico ya a día de hoy, bajo esas conocidas restricciones

La conclusión es clara en este apartado: si no sales de la ciudad nunca (o tienes otro coche para eso) el Nissan Leaf es un coche perfectamente razonable y usable conectado a un punto de recarga en nuestro garaje. Todo el que se sube alucina con el silencio y la potencia que tiene, y reconoce al momento que está ante un «coche del futuro». Si lo prueban, más todavía. Eso quiere decir algo.

Por todo lo anterior, sólo puedo concluir que el Leaf es un coche perfectamente lógico ya a día de hoy, bajo esas conocidas restricciones, y su precio algo elevado con respecto a un coche con la misma funcionalidad práctica se justifica sobradamente: nos estamos comprando un coche mucho, mucho mejor objetivamente, en aspectos que son muy palpables en el día a día. Yo he llegado a considerar que el Nissan Leaf es un coche de lujo, y no creo exagerar.

36 días después, el Leaf me ha convencido.

En Tecmovia:
2.000km de prueba con un Nissan Leaf (I): un mes con el eléctrico por excelencia #LeafTecmovia
2.000km de prueba con un Nissan Leaf (II): adaptación al cambio #LeafTecmovia
2.000km de prueba con un Nissan Leaf (III): ¿es la autonomía un problema real? #LeafTecmovia
2.000km de prueba con un Nissan Leaf (IV): ¿un coche eléctrico es un coche de lujo? #LeafTecmovia
2.000km de prueba con un Nissan Leaf (V): personalidad y carácter #LeafTecmovia

Comentarios...

No está permitido comentar.