2 de Octubre de 2017 (*) actualizado a las 12:15

TomTom GO 500, a prueba: ¿Quién dijo que el navegador tradicional estaba acabado?

( @ClaveroD ) el

Hoy os traemos una prueba un tanto diferente, una prueba sobre un navegador GPS de tipo portátil, es decir: de los de toda la vida. El TomTom GO 500 es nuestro sujeto de pruebas para descubrir como los navegadores tradicionales sobreviven a la oleada de aplicaciones y servicios de mapas y navegación ofrecidos a través de aplicaciones para tablets o smartphones. La conexión a internet, los servicios ampliados y la cobertura de mapas se muestran determinantes en todos los casos.

No os voy a engañar, para un servidor y todos aquellos que han coincidido conmigo durante la prueba de este TomTom GO 500, la batalla entre navegador tradicional y aplicación de navegación para smarpthones siempre parecía apuntar como vencedor absoluto al servicio instalado en nuestro teléfono móvil o tablet. Sin embargo, con el uso reiterado de los servicios TomTom Traffic, la no necesidad de conexión a internet permanente y la cobertura de mapas en todo el territorio europeo, el resultado final de la balanza se ponía muy de cara para con el dispositivo firmado por TomTom. Veamos por qué.

Navegadores GPS: la evolución a través de los servicios

TomTom GO 500, a prueba

Los navegadores tradicionales han visto como en su mercado se han introducido aplicaciones y servicios gratuitos que a más de una compañía se lo están haciendo pasar realmente mal. Todos tenemos un smartphone o una tablet al alcance de la mano, un dispositivo que ya de por sí ofrece alguna herramienta de navegación que cumple sobradamente con el grueso de nuestras necesidades para con estos sistemas.

Gracias al servicio TomTom Traffic, el sistema permite ofrecer rutas alternativas para evitar perder el tiempo inmersos en atascos

Con este panorama parece que la adquisición de un navegador GPS no tiene demasiado sentido a priori, pero es entonces cuando surge la oferta de servicios ampliados relacionados con la navegación. De este modo, además de las indicaciones de navegación, el navegador se ha conviertido en una herramienta capaz de ofrecer el estado del tráfico e indicaciones de radares de tráfico en tiempo real. A su vez, no hay que olvidar que TomTom brinda el respaldo de una comunidad de usuarios en activo que al final también son grandes responsables de que las últimas novedades e incidencias aparezcan en nuestros mapas en apenas 48 horas desde su verificación.

TomTom GO 500, a prueba

El TomTom GO 500 necesita de la conexión a internet mediante enlace Bluetooth para ofrecer las últimas novedades en radares de tráfico y el estado del tráfico en tiempo real. De no contar con la posibilidad de conectar el TomTom Go 500 a internet vía Bluetooth, sólo el servicio de tráfico se verá realmente penalizado ya que la base de datos de radares de tráfico es permanente en el dispositivo y, se podrá seguir actualizando a través de una conexión a internet mediante ordenador y puerto USB. La unidad TomTom GO 500 probada incluía 3 meses de actualizaciones gratuitas para radares de tráfico.

TomTom GO 500: puntos clave de un producto a considerar

TomTom GO 500, a prueba

La cobertura de mapas siempre actualizados de forma gratuita gracias a una base de datos instalada en el dispositivo y la no necesidad permanente de conexión a intenet son, sin duda, los mejores argumentos del TomTom GO 500 frente a otros servicios de navegación. Al contar con una base de datos preinstalada en el dispositivo, los problemas asociados a las aplicaciones de carga de datos bajo demanda desaparecen. Sin duda un punto muy a tener en cuenta para aquellos que deben salir de España y se enfrentan a pagar los altos costes de internet en roaming.

Ante un radar de tramo, el TomTom GO 500 nos muestra la velocidad media real de nuestro vehículo

TomTom ha apostado en el TomTom GO 500 por ofrecer un carácter multipropósito gracias a diferentes fórmulas para mostrarnos las indicaciones de la ruta seleccionada. Esto quiere decir que lo mismo nos ofrece la ruta más rápida, corta o ecológica para ir en coche, que nos brinda la posibilidad de mostrar una ruta específica para ser realizada a pie o en bicicleta.

TomTom GO 500, a prueba

A nivel de interfaz encontramos un funcionamiento fluido, muy sencillo en el control de las opciones y de muy fácil lectura. El TomTom GO 500 se muestra muy intuitivo en su control para ejecutar las órdenes de forma rápida y sin despertar dudas. La muestra previa de desvíos durante el recorrido y alertas tipo “pop-up” son muy sencillas de comprender, lo cual permite que las distracciones sean mínimas.

El máximo rival del TomTom GO 500 está en casa, aplicaciones TomTom para Android y Apple iOS

La pantalla táctil de 5 pulgadas se descubre sólo como correcta para este dispositivo, no por su diagonal a todo color más que suficiente para la finalidad del producto, sino por un acabado brillante de la superficie de visualización que termina por reflejar todo cuanto se acomode medianamente cerca. A destacar sin embargo que en el modo de visualización nocturna, la intensidad lumínica de la pantalla del TomTom GO 500 no invita a la distracción y siempre permanece en un segundo plano para no molestar.

Conclusiones TomTom GO 500

TomTom GO 500, a prueba

Tras convivir más de 30 días con el TomTom GO 500 he de admitir que su uso en el automóvil me resulta mucho más recomendable que muchas de las aplicaciones que se ofrecen para dispositivos inteligentes. No podemos obviar que Google Maps es la actual referencia en servicios de mapas a la hora de hablar de navegación por el simple hecho de estar presente en el grueso de nuestros dispositivos – comodidad pura y dura -, sin embargo, el hándicap de la dependencia de internet de los servicios de Google es el principal factor que respalda la adquisición de un navegador de tipo portátil como el TomTom GO 500.

Ahora bien, teniendo en cuenta que TomTom Traffic, la base de datos para radares de tráfico y la cobertura de mapas off-line son puntos muy interesantes de los servicios de TomTom y el precio del TomTom GO 500 es de 199,95 € en la página oficial de TomTom, resulta inevitable fijarse en las aplicaciones TomTom para Android y Apple iOS con idénticas prestaciones y servicios por un precio menor a 45 €.

En Tecmovia: TomTom nos descubre el presente y futuro de la navegación GPS | TomTom llega a los dispositivos Android con mapas offline y un precio de 34.99 euros

Comentarios...

No está permitido comentar.