27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

El precio de la luz lo fijará la ley de la oferta y la demanda

( @ClaveroD ) el

Los últimos movimientos del sector energético, y como añadido, del Gobierno para «mejorar» las cosas nos ofrecen ahora la prometida fórmula revolucionaria para fijar el precio de la energía eléctrica consumida por los usuarios. ¿La idea? Crear un escenario similar al que refleja la bolsa donde la ley de la oferta y demanda fija el precio final a pagar.

El problema, como viene siendo habitual en este tipo de escenarios, es la fragilidad y grado de influencia que puede presentar el consumo energía donde son de sobra conocidos los puntos calientes en la demanda diaria. Las previsiones que baraja el Gobierno hablan de una rebaja anual para el usuario del 3%, sin embargo este formato abre un océano de dudas en torno a lo positivo de convertir a la energía en un producto sujeto a estas variables.

¿Cómo afecta este cambio al vehículo eléctrico?

Puntos de recarga Endesa

El nuevo marco regulador afectará a todos los usuarios por igual, el precio final lo fijará la demanda en función de la generación y la implantación está prevista que se haga efectiva a partir de Abril de este mismo año. Aún así está previsto que las eléctricas ofrezcan una solución obligatoria bajo tarifa plana que fije un precio acordado durante un determinado periodo de duración.

¿Y cómo afecta esto al coche eléctrico e híbrido enchufable? Difícil respuesta, aunque con matices muy llamativos. Pese a la creciente subida actual del precio que pagamos por la energía eléctrica, el vehículo eléctrico sigue ofreciendo una interesante fórmula de ahorro equivalente a soluciones convencionales. En pocas palabras, a día de hoy sigue resultando más económico movernos con energía eléctrica que con gasolina o gasóleo. Otra cosa es hablar de precios de adquisición…

Toyota Prius Plug-In Hybrid, a prueba (I): híbrido y eléctrico en un sólo botón

El problema de introducir un modelo de pago sujeto a cotización en un escenario donde se pretende apostar por el vehículo siempre conectado, no es otro que cuál será el precio a pagar cuando todos recarguemos a la vez. Todas las comercializadoras apuestan por el formato de recarga nocturna en el caso de vehículos eléctricos, momento en el que la demanda es muy inferior a la generación y donde el precio del kWh es más bajo.

Sin embargo, nos enfrentamos a la problemática habitual de estos casos, una vez creada la necesidad de recarga, el aumento de la demanda elevará los precios del recurso llegando al mismo punto de inicio de toda esta serie de ajustes en el sector energético.

El escenario que ofrece España para el vehículo eléctrico e híbrido enchufable es muy poco prometedor. Además de contar con un escaso apoyo a su implantación en múltiples niveles como ayudas o infraestructuras, contamos con un alto precio de la energía que además ahora habla de incertidumbre ante un nuevo modelo de fijación para los precios.

Fuente: Expansión
En Tecmovia: ¿Tiene sentido el vehículo eléctrico sin el empleo de energías renovables? | ¿Es viable vender energía eléctrica sobrante de las baterías de nuestro vehículo?

Comentarios...

No está permitido comentar.