25 de octubre de 2017 (*) actualizado a las 09:15

Europa da marcha atrás y retira el veto a la recarga rápida CHAdeMO

( @ClaveroD ) el

La guerra entre formatos de recarga escribe hoy un nuevo capítulo de su compleja historia. La absurda batalla por encontrar un único formato de recarga rápida sin haber sentado las bases para un marco regulador está provocando serias dificultades en el impulso de la movilidad eléctrica como alternativa real al vehículo tradicional.

Con el formato de recarga lenta y acelerada hasta potencias de 22 kW en manos del socket Mennekes, es sólo la recarga rápida la que cuenta con problemas para expandir su implantación en la totalidad de territorios que componen la Unión Europea. Tras un primer anuncio por parte de la UE donde en la guerra entre los formatos CHAdeMO y CCS se iba a marginar al conector CHAdeMO en beneficio del CCS, ahora la UE da un paso atrás acogiendo la posibilidad de implantación de puntos de recarga multiformato permitiendo a su vez la convivencia de todos los formatos.

Un parche que no soluciona el verdadero problema

Europa planea eliminar la recarga CHAdeMO para 2018

¿Por qué no se adopta una normativa que obligue a la instalación de puntos de recarga multiformato?

Resultaba ilógico el movimiento de Europa para favorecer un formato de recarga, el CCS, que a día de hoy sigue contando con una repercusión anecdótica entre automóviles eléctricos fabricados y puntos de recarga disponibles. Su expansión a corto plazo se antoja muy reducida, mientras que CHAdeMO sigue adelante con su plan de expansión con más de 1.110 puntos de recarga ya instalados en suelo europeo.

Muchos pensarán que el nuevo movimiento por parte de la UE se puede considerar una victoria, pero lo cierto es que esto no es así ya que el nuevo anuncio deja libre la elección de un formato u otro en los nuevos puntos de recarga instalados hasta 2018. Pasada esta fecha será obligatorio que los nuevos puntos de recarga hagan uso de los formatos recomendados, permitiendo además que el punto adopte otros formatos de forma opcional.

Estación de carga rápida con doble conector CHAdeMO y CCS, la apuesta de ABB

Lo inteligente de este movimiento habría sido apostar por la obligatoriedad del punto de recarga rápida multiformato, más aún cuando se sabe que las diferencias entre CHAdeMO y CCS apenas se centran en un 20% de sus componentes y protocolos de funcionamiento. Fabricantes de puntos de recarga y distribuidoras ya han presentado puntos de recarga multiformato que permiten la convivencia de los tres formatos: Mennekes, CHAdeMO y CCS para garantizar así el mejor servicio al usuario final.

Huelga repetir que pasar de la prohibición a la posibilidad de convivencia es una importante paso adelante para los usuarios de vehículos eléctricos bajo formato CHAdeMO, pero no nos engañemos creyendo que la solución a la guerra entre formatos acaba aquí. El mercado aplaudirá la posibilidad de escoger libremente la tecnología de propulsión eléctrica sin miedo a quedar sin respaldo por parte de la infraestructura, pero mientras no exista una apuesta seria por parte de los reguladores para adoptar soluciones multiformato, siempre existirá la posibilidad de que la guerra entre fabricantes condene para siempre a uno de los formatos con todo lo que ello implica.

Fuente: EU Parlament
En Tecmovia: Europa alcanza los 1.000 puntos de recarga rápida CHAdeMO | Europa planea eliminar la recarga CHAdeMO para 2018 | La Europa electrificada tendrá que esperar