CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Ingeniería del automóvil

3 MIN

El turbo eléctrico de Audi nos descubre más de sus virtudes

David Clavero | 19 Jun 2014

Con la presentación del Audi RS 5 TDI, la firma de Ingolstadt dio el primer paso hacia la introducción de la sobrealimentación eléctrica en sus motores, principalmente en las mecánicas diésel TDI. Este prototipo, el primer diésel bajo las siglas RS, conseguía extraer 385 CV y 750 NM del bloque 3.0 V6 TDI, consiguiendo que este deportivo de altas prestaciones mejorara los registros del Audi RS5 V8, rebajando su consumo hasta los 5,3 l/100 Km (NEDC). Ahora Audi nos cuenta más detalles de su primer turbo eléctrico.

EL futuro del turbo es eléctrico sí o sí

Las cifras que ofrece el sobrealimentador eléctrico de Audi son demoledores, alcanzando una velocidad de giro de 70.000 rpm en apenas centésimas de segundo. Ésta es su principal ventaja como elemento complementario al diseño de doble turbocompresor en serie, pues el retraso del turbo – efecto lag – es totalmente contrarrestado por la velocidad que alcanza la turbina eléctrica en muy poco tiempo.

Pero las ventajas de este sobrealimentador eléctrico van más allá, y es que esta pequeña turbina es capaz de alcanzar valores de presión relativa de 2,4 bares, consiguiendo unos registros más que interesantes para llenar cada uno de los cilindros.

Ulrich Hackenberg, máximo responsable del departamento de I+D de Audi, no duda en señalar a este sobrealimentador eléctrico como el elemento con mayor potencial a corto plazo. En plena fiebre por el downsizing, la integración de este tipo de innovaciones consigue elevadas cifras de par motor en cualquier régimen de revoluciones, añadiendo una alta disponibilidad de dicho par y eficiencia energética.

Pero no todo son ventajas, y es que el consumo del sobrealimentador eléctrico existe. Sin que Audi haya desvelado el consumo energético real, o la potencia del sobrealimentador, lo cierto es que éste hace uso de una instalación paralela de 48 voltios. Esta instalación de 48 voltios además se nutre de una batería de iones de litio dedicada, lo cual supone un importante coste añadido para la tecnología.

Audi echa balones fuera cuando se trata de hablar de una posible entrada en producción, pero la evolución de esta tecnología es la suficiente para iniciar su comercialización. Marcas como Torotrak o CPT ya han confirmado que sus respectivos diseños de sobrealimentadores eléctricos están listos para la producción en masa.

Fuente: Audi En Tecmovia: ¿Soñabas con un turbo eléctrico? Audi los adoptará en sus V6 TDI | El turbocompresor eléctrico ya está listo para pasar a producción en masa