CERRAR
MENÚ
Diariomotor Tecmovia
Mercedes

2 MIN

Probamos la regeneración de frenada inteligente del Mercedes Clase B Electric Drive

David Clavero | 22 Oct 2014

Con motivo de la presentación internacional del nuevo Mercedes Clase B Electric Drive, en Tecmovia hemos podido realizar un análisis de cómo esta variante eléctrica a baterías se presenta con un diseño sumamente innovador. Uno de los puntos más controvertido en los eléctricos está en la gestión de la frenada regenerativa, y tras probar en primera persona el control inteligente que emplea el Mercedes Clase B Electric Drive sobre la función de regeneración energética, es justo meternos de lleno en este sistema para identificar sus virtudes.

He aquí la regeneración de frenada inteligente

Mercedes Clase B Electric Drive

El Mercedes Clase B Electric Drive instala un novedoso sistema para la gestión de la frenada regenerativa. Existen cuatro modos para adecuar el funcionamiento del sistema: D- (máxima retención), D (retención media), D+ (nada de retención) y D Auto (el sistema determina que grado de retención es el adecuado.

Nos centraremos en el funcionamiento automático, pues en su gestión encontramos un protocolo que es capaz de alternar entre los diferentes modos de regeneración de forma inteligente y partiendo siempre de información útil sobre la conducción. Dicho de otro modo, el control automático sobre la regeneración de la frenada permite olvidarnos de cuándo es el mejor momento para regenerar o no, consiguiendo así un mayor confort, pero a la vez una mayor eficiencia al aprovechar la función de regeneración para aquellas situaciones donde sí aporte beneficio.

Mercedes Clase B Electric Drive

La clave del control inteligente está en la recepción de información por parte de un sensor de inclinación de la carrocería y un radar de proximidad. Mientras con el sensor de inclinación el sistema es capaz de determinar que grado de retención es más eficiente para no frenar la inercia del vehículo, a través del uso del radar el sistema permite que la aproximación a otro vehículo se realice de forma segura y aprovechando para recargar energía en las baterías.

Mercedes Clase B Electric Drive

Encadenando carreteras repletas de cambios en la inclinación de la vía, el sistema muestra como es capaz de discernir con excelente criterio cuándo es mejor regenerar y cuándo es mejor usar la conducción a vela. Al mismo tiempo consigue gestionar mejor la energía a la hora de afrontar puertos de montaña, adaptando el grado de retención a los circunstancias cambiantes de la orografía en tiempo real.

En Tecmovia: Mercedes Clase B Electric Drive, el monovolumen a baterías llegará en 2014