27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Continental lleva un paso más allá las asistencias a la conducción

( @ClaveroD ) el

Continental acaba de finalizar la tercera edición del programa experimental PRORETA. Este programa, desarrollado en colaboración con Universidad Técnica de Darmstadt, ha implementado en un vehículo prototipo los sistemas de asistencia a la conducción en los que Continental trabaja de cara a su aplicación comercial. Navegando entre funciones de advertencia y la conducción semiautónoma, este experimento pretende eliminar las distracciones y los errores humanos como causa de accidente.

Predecir qué va a pasar es la nueva seguridad

Continental Proreta

Como viene siendo habitual en esta serie de tecnologías, el principal campo de investigación está en el análisis del entorno y las acciones del conductor. PRORETA 3 se ha basado especialmente en cómo monitorizar al conductor para determinar su grado de atención y predecir sus acciones. Esto ha sido posible gracias al análisis de los gestos y posición de los ojos a través de un cámara de vídeo de infrarroja.

Conociendo cuando el conductor aparta la mirada de la trayectoria, el sistema es capaz de reclamar su atención mediante diversas alertas visuales y acústicas, procediendo a actuar de forma autónoma en el caso de que se produzca una situación de riesgo.

Continental Proreta

Justamente en las asistencias a la conducción, Continental ha desarrollado el concepto de corredor seguro para mostrar al conductor la zona de seguridad en la que se encuentra con respecto al resto de vehículos y variables. Dicho de otro modo, el sistema es capaz de indicar al conductor cuál es la posición óptima en la calzada para evitar colisiones, atropellos o fallos en maniobras, haciendo uso de un sistema capaz de predecir posibles riesgos.

La idea detrás de este proyecto es ser capaz de determinar nuestra trayectoria para así intercambiar esta información con el resto de usuarios de la vía y así evitar colisiones o atropellos. El vehículo además es capaz de corregir la trayectoria y actuar sobre los frenos, lo que permitiría realizar maniobra evasivas una vez se detecta el peligro potencial y, sobre todo, realizar la maniobra con el tiempo suficiente como para evitar el daño.

Continental Proreta

Fuente: Continental
En Tecmovia: Volvo está un paso más cerca de conseguir la meta de cero accidentes | Honda planea acabar con los atropellos a peatones y cliclistas