27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

El compresor eléctrico hará su debut en el Audi Q7 con hasta un 20% de ahorro en consumos

( @ClaveroD ) el

Valeo vuelve a hablar sobre los planes de comercialización de los compresores eléctricos, sistemas que tienen como objetivo llevar un paso más allá los motores sobrealimentados, tanto por rendimiento como por eficiencia. Tras hacerse con la tecnología desarrollada por Controlled Power Technologies, Valeo ha dado un importante paso hacia delante que puede le brindará un liderazgo indiscutible frente a otras compañías como Honeywell. El primer automóvil en instalar un compresor eléctrico será el Audi Q7 el próximo 2016 haciendo uso del sistema patentado por Valeo.

Audi RS 5 TDI concept

La firma francesa no duda en hacer gala de una supuesta ventaja de dos años con respecto a sus principales rivales. Marcas como Honeywell han confirmado el desarrollo de de sistemas de sobrealimentación eléctrica, tanto en diseños de compresores eléctricos como en turbocompresores mecatrónicos, sin embargo su fecha de lanzamiento no sería posible hasta al menos 2017. Valeo sí ha comunicado que en algún momento de 2016, el nuevo Audi Q7 llegará al mercado con un compresor eléctrico que marque un importante punto de inflexión en la industria.

A estas alturas de la historia, son pocos los que no conocen las posibilidades de los sobrealimentadores eléctricos. Frente a los turbocompresores tradicionales, los nuevos sistemas accionados eléctricamente buscan erradicar el retraso en la entrada en funcionamiento que provoca la necesidad de presión en los gases de escape, permitiendo además que su uso se realice de forma independiente al estado de carga del propulsor. Gracias a esta independencia, Valeo estima que el ahorro en consumos podría alcanzar hasta un 20% según las condiciones de uso, señalando de igual forma que la mejora en prestaciones será significativa gracias a un sistema de sobrealimentación diseñado para trabajar de forma específica.

compresor-electrico-140415-03

Pero no todo son ventajas, y es que aunque Valeo ya dibuja un futuro próximo para la comercialización de su diseño, también admite que existen ciertos aspectos que todavía necesitan mejorar de cara a su comercialización. Uno de los grandes interrogantes detrás de los sistemas de sobrealimentación eléctrica está en el consumo y exigencias que implica un elemento de este tipo. Todo apunta a que las instalaciones eléctricas de 48 voltios se convertirán en un estándar ante la necesidad de dar soporte al cada vez mayor número de consumidores eléctricos, pero Valeo todavía no ha comunicado cómo integrará su primer compresor eléctrico en una instalación eléctrica convencional.

Fuente: AutomotiveNews
En Tecmovia: Los Turbos eléctricos se convierten en la mayor mejora en eficiencia | Audi ya experimenta con dos motores TDI prototipo con turbos eléctricos