25 de octubre de 2017 (*) actualizado a las 09:15

¿Cómo será “conducir” un coche autónomo? Este vídeo es la respuesta

( @ClaveroD ) el

Hemos hablado infinidad de veces de la conducción autónoma, de sus pros y sus contras, pero nunca habíamos imaginado cómo será ese día a día “a los mandos” de un coche autónomo como el Tesla Model S. Algo debemos tener claro, y es que nuestra idea de conducir cambiará radicalmente cuando el coche autónomo sea una realidad. Primero empezaremos con los asistentes para atascos, más tarde veremos la expansión de las funciones automatizadas, culminando en un sistema de conducción automatizada que prácticamente solo requiera de nuestra supervisión. Bosch no solo trabaja para que el coche autónomo sea una realidad, sino que hoy nos muestra cómo será “conducir” un coche autónomo.

Conducción manual y conducción autónoma están obligadas a convivir, aunque el conductor está condenado a pasar a un segundo plano

Los planes que manejan los fabricantes implicados en el impulso del coche autónomo hablan sin tapujos de un coche 100% autónomo que será una realidad a lo largo de 2020. Hasta esa fecha, se ha propuesto un plan de automatización de funciones de forma que los campos de aplicación de las tecnologías crezcan de forma progresiva, promoviendo así la aceptación de esta nueva forma de entender la conducción y, al mismo tiempo, se desarrolle el necesario marco legal que regule el uso y responsabilidad de los vehículos autónomos.

Para todos aquellos que han imaginado alguna vez cómo será un futuro donde nuestro día a día “conduciendo” sea a los mandos de un coche autónomo, lo que parece obvio es que el ocio cobrará un papel protagonista. Una vez tome el control el coche, el conductor sólo tendrá que preocuparse de mantener un mínimo de grado de atención, pudiendo entonces relajarse para consultar su smarpthone, leer el periódico o disfrutar de cualquier tipo de contenido.

volvo-coche-autonomo-270415-01

Bosch muestra en este vídeo como el conductor seguirá teniendo un papel protagonista, pudiendo adaptar el funcionamiento del sistema de conducción autónoma en tanto a su respuesta o la forma en la que conduce. El conductor podrá elegir cuándo quiere conducir, y cuándo no, podrá seleccionar el perfil de conducción autónoma en tanto a la forma en que gestiona adelantamientos, qué distancia de seguridad mantener, cómo actuar ante los imprevistos…

Fuente: Bosch
En Tecmovia: Atropellar a un niño o chocar contra un árbol: conducción autónoma y la paradoja de las tres leyes de Asimov | Bosch nos muestra cómo el coche será cada vez más autónomo