Actualizado 17:21

Hoja de rescate para tu coche, importante en caso de accidente grave

el

A ninguno de nosotros nos gusta pensar en sufrir un accidente al volante de un vehículo, y de hecho, probablemente no pensemos muy a menudo en ello, pero lo cierto es que la conducción es una actividad que implica ciertos riesgos. Obviamente no vamos a dejar de conducir por ello, pero sí podemos tener ciertas actitudes al volante y ciertas precauciones con nuestro vehículo de forma que este riesgo se minimice.

Hay pequeños detalles que no cuestan nada, ni en tiempo ni en dinero, y que definitivamente pueden ayudar a salvar muchas vidas en la carretera. Y uno de ellos es la hoja de rescate. ¿En qué consiste? El concepto es muy sencillo: en caso de un accidente grave que requiera de la intervención de un cuerpo de rescate como los bomberos para sacar al accidentado del interior del vehículo, la hoja de rescate es una ayuda muy estimable al contener la información técnica del vehículo para poder abrir el vehículo y auxiliar al herido de la forma más rápida y segura posible.

Tras un accidente grave, el conductor y los demás ocupantes pueden quedar atrapados en el interior del vehículo, siendo necesaria la actuación de los servicios de emergencia para poder liberarlos y atenderlos médicamente con la mayor urgencia posible. En estas situaciones, cada minuto y cada segundo cuenta para salvar la vida de los accidentados.

Conlos coches actuales, repletos de soluciones de seguridad como airbags, carrocerías reforzadas y sistemas eléctricos, las cosas se complican, y es necesario mucho más tiempo para poder extraer del vehículo a una persona en un accidente grave, debido al desconocimiento de la ubicación de algunos de estos elementos.

Ejemplo de hoja de rescate (I)

Para garantizar un índice de supervivencia elevado, el tiempo que debe transcurrir entre el accidente y la llegada al hospital del herido no debe ser superior a una hora, lo que se conoce como la hora dorada, de ahí que los equipos de rescate deban conocer los mejores puntos de corte de la carrocería, dónde está situado el depósito de combustible o dónde se encuentran los componentes de alta tensión, pudiendo así trabajar con mayor agilidad. Si con un coche antiguo el trabajo de liberar a un herido grave se podía completar en varios minutos, ahora es necesario un tiempo muy superior.

Ejemplo de hoja de rescate (II)

¿Cómo se puede conseguir reducir ese tiempo, para aumentar las posibilidades de supervivencia de los accidentados graves? Aquí entra en juego la hoja de rescate. Es una ficha estandarizada para toda Europa, en tamaño A4, que es conveniente colocar en la cara interior del parasol del conductor.

Cada vehículo tiene la suya propia (pueden descargarse en esta página e imprimirse posteriormente), y describe de forma muy visual y fácilmente entendible todos los aspectos técnicos del vehículo necesarios para que los equipos de rescate puedan trabajar rápidamente.

Dónde colocar la hoja de rescate

Además, es conveniente también colocar un adhesivo identificativo en el parabrisas para que el equipo de rescate sepa que disponemos de esta información en el vehículo. Personalmente desconocía que existiesen, y aunque ojalá nunca tenga utitlidad y no la necesitemos a lo largo de nuestra vida, no está de más ser precavidos y llevarla en nuestro coche. Porque el esfuerzo por nuestra parte es nulo y sin embargo este pequeño detalle puede salvar vidas en situaciones límite, donde se trabaja a contrarreloj para prestar auxilio tras un grave accidente.

Fuente: Hoja de Rescate – RACC
En Diariomotor: Daimler enseña la forma correcta de rescatar accidentados de sus coches | España define su estrategia de Seguridad Vial 2011-2020