Actualizado 10:24

Nuevo BMW Serie 1, al desnudo en Frankfurt

el

El BMW Serie 1 2012 comienza su lanzamiento comercial en España durante estos días. De hecho, y pese a que su presentación oficial se produce en este Salón de Frankfurt 2011, no podemos decir que sea una sorpresa o una novedad absoluta, puesto que ya hace unos meses que tenemos noticias de él y que conocemos todos sus detalles, incluyendo sus precios y equipamiento.

Pues bien, lo cierto es que las primeras impresiones de la segunda generación del BMW Serie 1 levantaron mucha polémica, sobre todo en lo relativo a su diseño. Muchos pusieron el grito en el cielo al verlo en sus primeras imágenes, sobre todo por detalles como el frontal o sus faros, que no han despertado un gusto unánime y sí muchas críticas. Por el otro lado, también son muchos los que se han convertido en admiradores del nuevo modelo, pero lo cierto es que el nuevo Serie 1 está levantando mucho controversia y no deja indiferente a nadie: o lo amas, o lo odias.

BMW Serie 1 2012 en Frankfurt

¿Tendrá difícil reeditar el éxito de la primera generación, unánimemente aceptada por prensa y público? Yo creo que, una vez pasada la primera sorpresa (o susto), hay que reconocerle a BMW el paso adelante y el riesgo (relativo) que ha tomado con su diseño. Quizás lo más fácil hubiese sido pecar de exceso de conservadurismo, pero después de que hayamos visto el modelo en directo en Frankfurt, tenemos que decir que al natural gana bastante.

Si echamos un poco la vista atrás, seguro que muchos recordaréis que la primera generación del Serie 1 también levantó bastante polémica en el inicio de su vida, en lo relativo al diseño exterior, y sin embargo el tiempo le hizo ganarse un hueco en el corazón de muchos aficionados y conductores: así lo atestiguaron sus ventas, que superaron con creces las previsiones iniciales. El tiempo dirá, pero quizás con esta nueva generación suceda un poco lo mismo.

BMW Serie 1 2012 en Frankfurt

En Frankfurt pudimos ver varias unidades, con acabados Urban o Sport, y también con numerosos elementos opcionales incluidos. Como os contábamos un poco más atrás, nuestra impresión al verlo en directo ha sido bastante más favorable: las imágenes no le hacen del todo justicia. El frontal quizás siga siendo la parte más discutible, pero pese a ello el resultado global es atractivo. De hecho, las proporciones, con un largo y marcado capó delantero, o su perfil lateral, recuerdan al anterior modelo.

Si nos vamos al interior, la impresión visual que nos transmite es de buenos materiales y ajustes, con una estudiada ergonomía en el puesto de conducción (bastante deportivo) y un interior, a grandes rasgos, muy agradable. Si tiramos de equipamiento opcional podemos incluir numerosos elementos tecnológicos, deportivos o de confort no demasiado habituales. Sin embargo, el diseño no deja de ser sobrio y (hasta cierto punto) relativamente conservadurista respecto al modelo precedente, algo que es casi una tradición en la marca bávara, por lo que tampoco hemos de llevarnos sorpresas por ello.

BMW Serie 1 2012 en Frankfurt

Una de las principales desventajas de la generación anterior era su habitabilidad interior, bastante escasa dentro del segmento compacto. Podemos decir que en este nuevo modelo se ha mejorado notablemente, aunque sigue estando bastante lejos de los líderes en este aspecto. La habitabilidad trasera, a pesar de la mejora perceptible, sigue siendo un tanto escasa en anchura o en espacio longitudinal para las piernas de los pasajeros.

¿Podrá colocarse el BMW Serie 1 2012 a la cabeza del segmento compacto más premium, con toda la competencia actual? Salvo por el aspecto estético (subjetivo y opinable, a pesar del buen trabajo que a mi parecer ha hecho BMW), tiene cualidades para ello, pero el tiempo será el encargado de dictar sentencia…

En Diariomotor: BMW Serie 1 2012 | Precios para España y equipamiento del nuevo BMW Serie 1 | BMW Serie 1 Perfomance, más deportividad gracias a los accesorios