El modo Autoskin convierte al Koenigsegg Regera en un transformer de lujo

 |  @sergioalvarez88  | 

Cuando te conviertas en el afortunado propietario de un Koenigsegg Regera, seguro que quieres mostrarlo al mundo en su máxima expresión. Koenigsegg nos presenta una nueva funcionalidad llamada Autoskin que convierte al Regera en un “trasformer” de lujo. ¿Cómo? Mediante un sofisticado sistema 100% hidráulico, se despliegan lentamente las puertas, el capó delantero y la cubierta trasera del motor. Un modo muy efectista y ostentoso – pero indudablemente elegante – del que os vamos a enseñar un vídeo tras el salto.

El Koenigsegg Regera es un superdeportivo revolucionario. Entre otros detalles, no tiene caja de cambios.

El Koenigsegg Regera es uno de los superdeportivos más punteros del actual panorama, y aunque es sólo un prototipo, este bestial híbrido sueco llegará pronto a producción. El modo Autoskin funciona mediante la instalación de pequeñas líneas hidráulicas que controlan la apertura de las puertas y los dos capós. El sistema hidráulico del Regera regula de forma central la transmisión de potencia del motor a las ruedas – como ya os hemos explicado – y ha sido aprovechado para el accionamiento de las superficies móviles del coche.

Christian von Koenigsegg explica en el vídeo cómo surgió la idea de aprovechar el sistema hidráulico del coche para mover diferentes piezas de la carrocería. El sistema pesa sólo 5 kilos, y permite también acceder al coche sin tener que tocar su superficie, por ejemplo. Curiosamente, ha sido el Mercedes 600 uno de los coches más famosos en emplear líneas hidráulicas para la operación de todos sus componentes móviles. Uno de los hechos que lo convierten en el mejor Mercedes jamás creado, en mi humilde opinión.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Este vídeo del Koenigsegg Regera, acelerando de 50 a 350 km/h, te dejará sin aliento