Prepara destornillador y embudo: así se llena el depósito de los limpiaparabrisas del Alfa Romeo 4C (Vídeo)

 |  @HerraizM  | 

Recientemente el Alfa Romeo 4C volvía a pasar por nuestras manos y claro, volvíamos a caer rendidos ante su dinámica, ante lo especial que es. Muy deportivo, con el encanto del chasis monocasco de fibra de carbono, una llamativa línea, su extrema ligereza… y además de exclusivo excluyente, cargado de detalles que, de no ser un Alfa Romeo 4C, no perdonaríamos. Hemos hablado de muchos de estos detalles en el artículo “9 detalles del Alfa Romeo 4C Spider que amarás odiar”, pero no te habíamos enseñado todavía como tendrás que rellenar el líquido del limpiaparabrisas de tu Alfa Romeo 4C.

No busques la lógica en nada que involucre al Alfa Romeo 4C:

Un sencillo y rápido vídeo explicativo nos deja con un proceso un tanto curioso. El proceso normal, cuando vas a rellenar el líquido limpiaparabrisas de un coche corriente, pasaría por levantar el capó, abrir el tapón del depósito del líquido limpiaparabrisas y llenarlo hasta los niveles indicados con una botella de tu producto favorito comprado en el supermercado de turno, el concesionario de la marca de tu coche o en tu tienda de detallado habitual…

Pero no, en el Alfa Romeo 4C el procedimiento no podía ser normal, tenía que volverse un poco más complejo. Todo sea por la mística de este tipo de coches. Que no se diga.

La técnica a seguir por tanto pasa por desatornillar una rejilla situada en el capó, un capó que, recordemos, no se abre. Una vez retirada la rejilla procederemos a llenar el depósito con un tubo y un embudo.

¿Es digno de queja este sistema? Desde luego, bajo mi juicio, no. Estamos hablando de un coche muy especial, un deportivo de cierto corte radical cuya condición bien justifica ya que no sea un proceso “normal”, pero es que a mayores… ¿quién en su sano juicio utilizaría un Alfa Romeo 4C como coche de diario como para llegar a considerar este procedimiento como una pega?

Un maletero pequeño, un complicado acceso, un espartano habitáculo carente de aislante, los huecos justos para dejar el móvil y la cart… no, la cartera no la podrás guardar en ningún lado… y aún así nos encanta, eleva a un nuevo nivel a nuestro “yo” petrolhead cada vez que arrancamos su bloque de 4 cilindros, cada vez que sentimos los soplidos de esa mecánica de 240 cv a nuestras espaldas, cada vez que encajamos una nueva marcha en su caja de cambios de doble embrague, cada vez que sentimos ese chasis trabajando al pasar por una curva…

Lee a continuación: Alfa Romeo 4C Spider, a prueba: maravillosamente imperfecto

Solicita tu oferta desde 56.999 €
  • nuevoenesto

    Te sentirás realizado cada vez que lo rellenes.

  • Fiatagri 4C

    Y dale con lo mismo una y otra vez. Son detalles de mierda, así. Una estupidez, que ni hace especial al coche ni nada, solo toca los huevos. Es que que sea radical no debería estar reñido con unos mínimos, como un par de huecos para dejar la documentación y un teléfono, o una cartera. Que no quiero que venga en Poltrona Frau, pero todo quemado disfrutará mirando los niveles, hozando un poco el motor y cuatro cosas, pero no haciendo estas mierdas para echar agua de los limpias. En definitiva, que os puede encantar el coche como deportivo, su comportamiento, sonido, lo que queráis, pero hay detalles que son imperdonables, este y otros tantos del pasado artículo.

  • Issam

    ¿no podían haberlo hecho mas complicado?

  • Smerg

    Está claro que es un coche de capricho, que quien lo compre lo hace para disfrutarlo y tiene al menos otro coche para usos más comunes; pero hay cosas que parecen hechas para fastidiar al personal. Y son más de 60000 € los que cuesta este coche.