¿Cárcel para los conductores que pongan a otros en peligro?

Óscar Miguel  |  @omiguel  | 

El fiscal general del Estado dice sí. Recientemente ha emitido un dictamen donde avala la aplicación de penas de cárcel a conductores que circulen a velocidad “extremadamente elevada”, considerando ésta la que se sitúe por encima del “doble del máximo estipulado”. A mayores, si se demuestra que el conductor despreció la vida ajena se cometería un delito respecto al artículo 384 del Código Penal, lo que ya implica cárcel de uno a cuatro años.

La razón más importante que ha llevado al fiscal general a tomar esta iniciativa ha sido el crecimiento de la siniestralidad en el puente de mayo, situándose en un 45% más respecto a las cifras del año pasado. Eso si tenemos en cuenta los medios y no análisis en profundidad. La asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) pide medidas concretas para acabar con este índice de siniestralidad. En concreto, aumentar la presencia policial, mejorar las carreteras secundarias (donde suelen ocurrir la mayor parte de los accidentes) y concretar las políticas de educación vial.

La medida tomada por el fiscal me parece correcta y necesaria. Sin embargo, la DGT sigue pensando en mostrarnos campañas absurdas y en recordarnos que “no pueden conducir por nosotros”. ¿Y tampoco pueden mejorar las carreteras por nosotros? ¿Tampoco pueden mejorar el uso de sus radares por nosotros? Eso si, tampoco pueden fumar por nosotros.

Vía: ElMundoMotor

Lee a continuación: Nuevos faros inteligentes gracias a Hella

Ver todos los comentarios 2
  • sarita

    el caso no es que esta decision se haya tomado de golpe, el codigo penal recoje ya en determinados articulos muchas de estas cuestiones, el problema esta en que todo este proceso pasa evidentemente por muchas manos, la reaccion del fiscal no es sino un pasito mas hacia lo que podríamos llamar "justicia" con este tipo de problemas.lo que ocurre es que en la mayoría de los casos los jueces se ven obligados a interpretar muchas veces conforme a su propio criterio de la logica y sus conocimientos, no constituye su sabor una simple aplicación mecánica del derecho,la sentencia no es identica a la norma en que se funda, pues el juez la interpreta y en ocasiones la integra, esto puede ser por diversos motivos ,a la hora de leer un articulo puede resultar que su objetivo sea confuso y de lugar a diversidad de opiniones al respecto, el legislador tb es humano y muchas veces las lagunas en las normas son inevitables(aunque otras no tanto) y eso es lo que pasa por ejemplo con lo que comentaba el otro dia art.381 :"El que condujere un vehículo a motor o un ciclomotor con temeridad manifiesta Y pusiera en concreto peligro la vida o la integridad de las personas..."ese "y" puede ser para muchos el significado de que el primer acto debe estar seguido del segundo para que sea castigada esa persona.
    y sino, solo debemos mirar un poco a nuestro alrededor y ver a cuantas personas se les ha castigado con pena de carcel por estos motivos...

  • JL

    Me alegro de que recauden en zonas despejadas donde algunos desalmados le pisan a 160 Kmph. Leña al mono.

    ¿Por qué las pseudo-asociaciones de pseudo-conductores (sobre todo AEA) no se dedican a algo positivo en vez de discutir todo lo que hace la DGT? Que se saca el carnet por puntos, malo. Que se hacen controles de alcoholemia en las ciudades, malo. Que se multa a los malos conductores, malo. Sus dirigentes viven como curas a costa de socios que pagan su cuota.

    Parecen más los instrumentos de las empresas automovilísticas que otra cosa. Y la AEA tiene siempre cierto tufillo populista-amarillista.

    Podrían hacer campañas para que sus asociados respeten la distancia de seguridad, lleven las luces encendidas como en todos los países civilizados con menos accidentes (también lo discuten), etc, etc.

    Ah, yo conduzco por carreteras secundarias, donde la señalización es mejorable pero mucho más entretenidas e interesantes que los muermos de autovías, y no he tenido más problemas que en las circunvalaciones de las grandes ciudades. Menos mamotretos magalómanos y mejores calzadas y circunvalaciones en los pueblos, y nos iría mejor; y muchos pueblos no perderían a vida que les han quitado las autovías.