Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

 |  @sergioalvarez88  | 

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, Tom Cramer, un mecánico que participó en el famoso desembarco aliado de la playa de Omaha quiso llevar su pasión por las máquinas un paso más allá. Una mezcla entre coche y avión era lo que tenía en mente, no un coche volador, sino un avión sobre cuatro ruedas. En el año 1953 nace el Cramer Comet, un hot rod artesanal con un diseño único e impulsado por un potente motor derivado directamente de la aviación militar.

Lo primero que Tom Cramer hizo fue conseguir un chasis lo suficientemente resistente para soportar al enorme propulsor, pero ya que no lo encontraba, fabricó de manera casera un chasis tubular de acero. Lo siguiente fue hacerse con un propulsor potente: un Allison de 12 cilindros y 28 litros de cilindrada, capaz de desarrollar la friolera de 1.350 CV y un par máximo de 2.033 Nm. El motor propulsaba a los cazas americanos P-51 Mustang a velocidades aéreas superiores a los 500 km/h.

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

Una vez montado en el chasis, convenientemente refrigerado por un radiador situado en posición trasera y aislado del exterior, se empleó una transmisión de camión y una caja de cambios de cuatro velocidades capaces de soportar el enorme par motor y pasar esos 1.500 CV a las ruedas traseras. La bulbosa carrocería aerodinámica también es artesanal y está compuesta de partes derivadas de coches de la época y piezas únicas. Sus líneas suaves y el espectacular capó evocan claramente al mundo aeronáutico.

Se dice que el Cramer alcanzaba los 260 km/h, una cifra no demasiado espectacular en relación a la potencia del Comet, pero no debemos olvidar que nos hallábamos a principios de los años 50. La complejidad del proyecto queda patente en un hecho tan sencillo como arrancar el motor. En lugar de girar una llave, hay que fijar la potencia en un 10%, establecer el retardo de las bujías, ajustar a rica la mezcla de aire y gasolina, accionar diversos mandos adicionales en el panel de mandos de un P-51 Mustang y finalmente un estruendo nos indicará que hemos conseguido arrancar el enorme doce cilindros.

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

El Cramer Comet fue vendido por su dueño en 1991 y tras mostrarse en el inminente Pebble Beach Concourse d’Elegance será subastado en el evento Monterey Sport & Classics, organizado por la casa de subastas RM Auctions los días 15 y 16 de Agosto. El actual dueño del Comet lo conserva en un estado impecable y espera obtener unos 300.000$ en la subasta, pero si yo fuera él, no me desharía de una máquina tan espectacular y única.

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

Cramer Comet, un avión sobre ruedas artesanal

Vía: autoblog
En Diariomotor:Limusina Boeing 727, comodidad de avión por carretera, Blastolene B702, una bala con diseño clásico, Snowmobile Sever-2, coche clásico ruso con hélice para circular por nieve

Lee a continuación: Las 10 preparaciones de coches más feas

  • maquinon!

  • Vaya pedazo de bestia.

  • alejo

    Muy buen relato de la Historia del mismo.

  • FNT91EB

    Yo por 300.000 euros tampoco lo vendia pero por 1.000.000 o 1.500.000 segurisimo que lo venderia, en vez de tenerlo en el garaje como si fuera parte del decorado.

  • tom

    cosa mas fea…un camión con forma de supositorio

  • fransexy

    Pues como dentro de 60 años veran a (inserte aqui cualquier coche bonito actual)

    Pero vamos lo importante aqui es la historia del coche y lo que lleva y eso si es bonito mires por donde lo mires

  • no es cierto

    Es raro… tan raro y extravagente que me atrae.

    sin lugar a dudas su motor… yo el adaptaría una caja de cambios nueva y diversas modificaciones para ver la punta y mediciones con dichas actualizaciones ejejejeje…

  • D.Pablo

    Alejo tiene razón,el dueño debería venderlo por más.Eso sí,si no hubiera gente que pujara por cifras millonarias habría que bajar el precio.

  • tebomazda

    Eso es motor, el resto para la casa

  • Pingback: Aptera Typ-1, un pequeño ligero y no contaminante — Diariomotor()

  • Pingback: Aptera Typ-1, un pequeño ligero y no contaminante : Blogografia()

  • Pingback: Rover Meteor SD1, listo para despegar — Diariomotor()