comscore
MENÚ
Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

El coche eléctrico homologado más rápido se llama White Zombie

Un zombie blanco corriendo a toda velocidad, no es precisamente la imagen que se me ocurriría ver a este auténtico “relámpago” del asfalto. Y va con doble sentido. El White Zombie es el nombre de la creación de John ‘Plasma boy’ Wayland y resume con que es el coche eléctrico homologado para carretera más rápido del mundo. No es que lo hayan probado al máximo en carretera sino que en las carreras drag es el que más segundos araña al reloj.

Para empezar no hablamos de un vehículo deportivo ni creado desde cero sino de una base ya clásica, un Datsun 1200 Coupe que data del año 1972. Evidentemente de aquel modelo original queda poco salvo la carcasa, porque el interior ha sido totalmente remozado para ser muy rápido y para ser legal. Su mecánica ha pasado de ser de combustión a solamente eléctrica, auspiciado por un motor que aporta un brillante par de 1.046 Nm a las ruedas traseras casi directamente al pisar el acelerador. Con este comienzo es fácil imaginarse sus marcas.

La constitución del White Zombie se basa en dos motores eléctricos de 8 pulgadas que transmiten su fuera a las ruedas traseras directamente, sin usar ningún tipo de cambio o embrague. Ante la pregunta evidente, cuenta con marcha atrás pero de forma electrónica. Alimentando a ese bimotor se encuentran un amplio conjunto de baterías, inicialmente de ácido y finalmente de ion litio.

Según el registro que guarda el National Electric Drag Racing Association (NEDRA), su mejor tiempo hasta ahora para realizar el cuarto de milla (de 0 a 402 metros de distancia) es de unos 11.46 segundos con una velocidad máxima de unos 183.53 km/h. Aunque no sólo ostenta este récord sino que también lleva bajo el brazo el de la máxima aceleración entre 0 y 96 km/h, con la parada del cronómetro en los 2.9 segundos.

Me he fijado en dos cosas curiosas de este vehículo pero que tienen su cierto sentido. Por un lado, el lugar de los diales de velocímetro y tacómetro tiene dos medidores eléctricos como los clásicos voltímetros analógicos de antaño y por otro lado que se ha instalado en el interior un gran fusible para desconectar de la batería todo el sistema en caso de emergencia. Más vale ser prevenido.

El siguiente vídeo ilustra por donde se mueve el “zombie blanco”, una creación de la que muchas marcas automovilísticas podrían aprender bastante. Y de paso, unas cuantas fotos más.

Vía: motorpasion

Más información: plasmaboyracing

En Diariomotor: BackYard, proyecto de moto eléctrica artesanal | Conversión del Volkswagen Golf III en un coche eléctricoHyundai Getz eléctrico | Energetique evMe, Mazda 2 convertido a eléctrico