CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Todoterrenos

3 MIN

Hartung Sparta Nature: el coche más bruto de Frankfurt 2009

Fernando Moreno | 24 Sept 2009

Más de un cuarto de siglo (desde 1973) lleva Helmut Hartung trasteando en su proyecto Hartung Sparta: un peculiar todoterreno deportivo triplaza de motor central con una imagen rústica que no lo convertirá en el coche más atractivo del Salón de Frankfurt, pero con un corazón que sin duda le concederá el título del coche más bruto de la muestra.

Y es que para propulsar al Sparta el Señor Hartung echa mano nada menos que a un V8 Turbodiesel de 6,6 litros de cilindrada capaz de producir hasta 1.360 C.V. de potencia, además de un escalofriante par máximo de hasta 2.000 Nm.

Hartung Sparta Nature

El chasis de este estrambótico TT (nacido en las montañas de Andorra) es a base de tubos de acero inoxidable. Pero si algún cliente quiere asegurarse la posibilidad de donarlo en herencia a sus nietos tiene la posibilidad de pedir la estructura en tubo de Titanio. El conjunto se cubre con chapas de aluminio que hacen las veces de carrocería, rematada con unas puertas “alas de gaviota” realizadas en plexiglass.

La imagen tan espartana que refleja el exterior difiere mucho del nivel de confort que podrán disfrutar los tres ocupantes (el conductor en posición central) una vez dentro del vehículo: suspensión neumática de ruedas independientes que permite, para las zonas más abruptas, elevar la distancia libre al suelo hasta los 25 centímetros.

Los previsibles problemas de tracción se solventan con neumáticos en medidas 235/50 delante y 335/30 en el eje trasero, montados sobre llantas de titanio de 18 pulgadas.

Hartung Sparta Nature

Con todo, el motor merece un capítulo aparte: puede incorporar varios turbocompresores hasta alcanzar, repito para los que crean que en el párrafo anterior sobraba algún cero, una potencia máxima de 1.360 C.V. y un par máximo 2.000 Nm.

Para poder digerir cifras tan brutales, el padre de la criatura tuvo que dotar a su juguete con un cambio automático desarrollado por él mismo. Con semejante cuadra y un peso en seco de solo 1.400 kg., el Sparta podría alcanzar sin muchos problemas los 300 km/h. de velocidad punta, aunque la electrónica se encarga de impedirle pasar de los 250.

La misma electrónica permite reducir toda esta potencia en 10 niveles, así como adaptar el motor para al empleo de biodiesel de cualquier origen y gestionar un sistema de limpieza de gases de escape hasta cumplir la norma Euro-5.

Hartung Sparta Nature

Por si no fuera bastante, el autor se atreve a anunciar un consumo medio de poco más de 5 litros a los 100. Cuesta creerlo, incluso aunque la electrónica fuese capaz de deshabilitar la mitad de los cilindros.

Junto a la firma Hartung Helmets, colabora la empresa andorrana Andorplastics. La intención es fabricar 2 unidades al año, a 400.000 euros la pieza si es con carrocería de aluminio. Si el cliente opta por el titanio, la broma asciende hasta los 700.000. Y si solicita el empleo de un material extraño denominado Zylon, tendra que poner sobre la mesa nada menos que 1 millón de euros.

Demasiado dinero para correr el riesgo de quedarse tirado en cualquier barrizal traicionero.

Vía: handelsblatt y auto.delfi En DiarioMotor: Bell Aurens Longnose, un land rover de 1500CV I Brabus G V12 S Biturbo, un todoterreno con sobrepotencia I El Mercedes Clase G más amenazador: Brabus G-K8

0