comscore
MENÚ
Diariomotor
Volkswagen

2 MIN

Volkswagen Eos Bluemotion, gasolina "azul" en el descapotable

No es que la gasolina que utiliza el Volkswagen Eos se haya convertido en un oro líquido de color azul sino que ahora el descapotable puede llevar el sello Bluemotion que destaca a los Volkswagen que marcan los mejores tiempos en cuanto a ahorro energético y de contaminación.

Aunque la tónica general de los Bluemotion es la de usar los motores diésel éste no es el caso, entre otras cosas porque en la gama del Eos sólo se monta en diésel el TDI de 2.0 litros y con ese motor VW no suele sacar un modelo Bluemotion. En su lugar se utiliza el gasolina 1.4 TSI de 122 CV engranado con una caja de cambios de seis marchas, dos partes esenciales que reciben algún que otro retoque.

Además el Eos Bluemotion incorpora tres pilares fundamentales destinados a recortar décimas en el consumo de gasolina: los frenos regenerativos, que aprovechan energía de las frenadas para recargar las baterías, la función de arranque / parada del motor y el indicador de cambio de marcha, que señala en marcha la relación más económica según la situación.

El Eos Bluemotion tiene un consumo medio de 6.2 litros/100 km, una rebaja de 0.4 litros frente al original. La carga de contaminante medida a partir del CO2 expulsado se reduce de 152 a 144 gramos por kilómetro. Estos valores se han medido con la capota montada, si se circula descapotado el consumo es lógicamente mayor. La diferencia no es abrumadora en general pero puede notarse mucho más si se realiza una conducción por ciudad.

Por ahora el Eos Bluemotion sólo se vende en países como Inglaterra y Alemania, donde ya se lleva vendiendo un tiempo, pero es muy probable que Volkswagen esté estudiando su rentabilidad en otros países. El asunto está en si al que se compra este cabrio le compensa el extra que paga por la versión Bluemotion, unos 400 euros, por lo que ahorra en combustible.

Vía: motorward

En Diariomotor: Volkswagen EOS, nuevos equipamientos y preciosOfensiva Volkswagen Bluemotion en Frankfurt: Polo, Golf y Passat