CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Jaguar

3 MIN

A la venta el Daimler Majestic V8 LWB de la reina de Inglaterra

Alguna vez lo había oído, pero siempre me ha resultado curioso: la Reina Isabel II de Inglaterra es muy aficionada a los automóviles. Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo trabajando como mecánico en el Women’s Auxiliary Territorial Service, incluso llegando a grados superiores a sus competencias. En 2001 Jaguar creó especialmente este Daimler Majestic V8 LWB para su uso y disfrute personal. Era el coche de diario de la reina, en el que ella iba conduciendo y usaba para asuntos no oficiales, para eso ya tenía chófer.

El coche de una monarca siempre será especial, y este Daimler también lo es. Está equipado con todos los extras posibles e incluso otros especialmente diseñados para ella, como un reposabrazos central con una bandeja especialmente adaptada para su bolso. Curiosamente, no es un coche blindado y la única modificación importante son luces estroboscópicas tras la calandra y sobre el parabrisas, activables desde un panel oculto en la consola central. Hasta 2004 el coche sólo recorrió 20.000 km, se vende con 23.000 km.

Los desplazamientos incluían viajes desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Windsor, además del desplazamiento ocasional por Londres. Otros miembros de la casa real quieren pasar más desapercibidos, de hecho el Duque de Edimburgo usa el típico taxi londinense, pero con un chófer propio. Como medidas de precaución, la reina siempre iba escoltada y además el coche tenía una línea de teléfono segura que comunicaba a Isabel II con el Nº10 de Downing Street, casa del primer ministro.

Su mantenimiento fue exquisito, llevado a cabo por los mecánicos de la casa real en intervalos de tiempo muy cortos. Hasta 2005 el coche fue usado por uno de los chóferes de la reina, en régimen de leasing. La corona ya no necesitaba el coche, puesto que había varios Rolls-Royce, otros dos Daimler y alguna que otra limusina a su servicio. No se dieron razones específicas, pero tampoco son necesarias con una flota tan grande. Quizá la reina se cansó del Daimler o dejó de conducir debido a su edad.

En el año 2005 el Majestic fue comprado por Peter Radcliffe, un coleccionista de Ascott. El coche nunca ha sido conducido por él, sino que ha sido almacenado en la fábrica de Jaguar, siempre bien cuidado y con el mantenimiento al día. Ahora lo pone a la venta al mejor postor, incluso habilitando una página web a tal efecto. No sabemos que precio alcanzará, pero su dueño parece dispuesto a sacarse un buen beneficio de la venta, alegando que es el único coche construido bajo los deseos de la reina.

En España parece ser que tiene más calado Audi entre las preferencias reales…

Vía: The Independent En Diariomotor: El Audi RS6 de S.M. Don Juan Carlos I de Borbón | Encuentran el Mercedes 770 K de Adolf Hitler