CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Varios

3 MIN

El Humvee tiene los días contados

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 26 Mar 2010

El Humvee es el vehículo militar estadounidense por excelencia. Fabricado por AM General desde los años 80, ganó el contrato militar en su día sobre el Lamborghini LM002. Este vehículo polivalente se ha usado desde entonces en multitud de conflictos alcanzando el status de icono americano gracias a la difusión de los medios de comunicación. Incluso General Motors produjo versiones civiles, aunque ya sabemos cómo ha acabado la historia. Por lo que parece, el Humvee también tiene los días más que contados.

El problema con este todoterreno ligero – ligero según estándares militares – es la escasa protección que ofrece a sus ocupantes en caso de un ataque. En Iraq y Afganistán muchos soldados han muerto al explosionar una mina o un explosivo remoto (un IED, Improvised Explosive Device). La razón es que la parte inferior del chasis del Hummer es plana, por lo que no disipa la onda expansiva, que la sufren los ocupantes. Por ello se están empezando a usar vehículos con unos bajos en forma de “uve”.

Reino Unido ya tiene el suyo, y EEUU lleva desde hace unos tres años comprándolos a diferentes proveedores. El Hummer por tanto queda obsoleto, y el último pedido de 2.600 unidades tendrá lugar el próximo mes de abril. La flota actual de estos vehículos quedaría en unas 150.000 unidades, que pasarían a emplearse en labores más tendentes al apoyo civil que a tareas militares, además de derivarse a zonas menos peligrosas a nivel geopolítico. Como muchos ya señalan, es el fin de una era. ¿Para bien o para mal?

Los vehículos que sustituyen al Humvee se denominan MRAP (Mine Resistant Ambush Protected), son prácticamente camiones pequeños con bastante blindaje y un chasis con casco en forma de “uve”, de tal modo que aunque la explosión destroce el tren de rodaje los ocupantes queden sanos y salvos. El problema de estos vehículos es que son muy grandes y pesados – leed, poco ágiles – y consumen mucho gasóleo en comparación con los Humvee, que dicho sea de paso llevaban enormes V8 turbodiésel o gasolina.

Muchos fabricantes han suministrado MRAP al ejército, especialmente BAE Systems e International Navistar. Otro de los problemas de estos vehículos es el coste, cada unidad cuesta cerca de medio millón de dólares al contribuyente, los Humvee no llegaban a una quinta parte. Y también hay que saber pilotar estos vehículos, pueden ser propensos al vuelco y su gran altura hace que a veces colisionen con cables eléctricos, un problema que ya ha causado la muerte a varios soldados, especialmente artilleros.

Los mecánicos también se quejan de la escasa estandarización, los Humvee eran siempre sencillos de reparar, pero para cada tipo de MRAP hay que seguir diferentes procedimientos y al menos hay diez tipos diferentes en servicio. En todo caso, ya han salvado bastantes vidas, y los inconvenientes son inferiores a esa gran ventaja.

Vía: Autoblog Más información: Wikipedia En Diariomotor: General Motors cierra definitivamente Hummer | Lamborghini LM002, el Hummer italiano y su historia | Cómo se puede conducir en Iraq con un Hummer, vídeo