comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Lotus

3 MIN

Lotus Elise, sólo 149 gramos de CO2 por kilómetro

Lotus Elise S (2011)

El Lotus Elise es, desde ahora, menos contaminante. Nunca ha sido un roadster deportivo de consumos (y emisiones) elevados, gracias a sus motores de pequeña cilindrada y a su reducido peso, pero ahora lo es aún menos, ya que el Lotus Elise 2011 rebaja las emisiones de CO2 a tan sólo 149 g/Km en su versión menos potente. Un dato con mucho mérito, si además tenemos en cuenta sus prestaciones y lo comparamos con la mayoría de rivales.

Estas emisiones medias de 149 gramos de CO2 por kilómetro suponen una reducción de un 16% sobre la versión anterior del Lotus Elise S, con motor de cuatro cilindros, 1.8 litros de cilindrada y 134 CV. ¿Cómo han conseguido los de Lotus unos consumos y emisiones tan reducidos? Hay que decir que es un conjunto de varias claves, empezaremos por la más novedosa: el motor. Se ha sustituido el anterior 1.8 por un nuevo 1.6 litros VVT-i, también de cuatro cilindros, con idéntica potencia pero más eficiente. Imagino que este nuevo motor también será de origen Toyota.

La segunda clave está en la aerodinámica, que ha sido mejorada (según cuenta Lotus) en un 4%. Y, por último, quizás el factor más importante: el peso. Muy por debajo de la tonelada, este Lotus Elise pesa 876 Kg, lo que lo convierte para los tiempos actuales en un verdadero peso pluma. Gracias a una relación peso/potencia muy reducida, de aproximadamente 6.5 Kg/CV, las prestaciones del Elise más basico ya son verdaderamente impactantes, consiguéndose además unos consumos bastante reducidos junto con un gran comportamiento en carretera y circuito y un buen paso por curva (en esto buena parte de las culpas recaen también sobre su chasis).

¿Cuál es el resultado de la suma de todos estos factores? Pues, sin ir más lejos, una aceleración de 0 a 100 Km/h en 6.5 segundos y un consumo extraurbano de tan sólo 5.04 litros/100 Km, lo que deja una autonomía bastante holgada (hasta 800 Km) si no pisásemos la ciudad (ni tampoco nos pesase mucho el pie derecho, claro). Lo siento, pero tengo que decirlo: me declaro un fiel convencido de la filosofía Lotus. Todavía se pueden tener prestaciones muy destacables y diversión al volante con poco más de 100 CV, a la par que consumos muy reducidos. Ya lo decía el anuncio de una conocida marca de neumáticos, “la potencia sin control no sirve de nada”.

¿De qué sirven motores muy potentes o innovaciones técnicas como la hibridación, sistemas Start&Stop, neumáticos de bajo rozamiento o aerodinámicas muy estudiadas si después se descuida lo fundamental, el peso de un vehículo? Lo sabemos, los requerimientos actuales en cuanto a seguridad, confort o equipamiento son muy elevados y eso lastra el peso, pero hace falta invertir más tiempo, dinero y una buena labor de ingeniería y desarrollo en este aspecto, porque la escalada de pesos a cada nueva generación de modelos es desmesurada. No me parece de recibo, por ejemplo, que algún que otro compacto ya ronde o incluso supere con holgura los 1.500 Kg…

Lotus Elise S

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vía: Lotus En Diariomotor: Lotus Elise 2011 | Lotus Elise y Exige 2010, ahora con menos emisiones