Mercedes lanza los Clase E de batalla larga en China

 |  @sergioalvarez88  | 

Aunque el Gobierno chino esté intentando poner la zancadilla a las joint-venture extranjeras con sus restrictivas condiciones de compra para vehículos oficiales, el país asiático sigue siendo una de las principales apuestas de Daimler de cara al futuro. Los dueños de pujantes empresas y toda una clase de nuevos ricos demandan coches de lujo, y siguiendo una tradición bastante curiosa, de batalla larga. Audi ofrece los A4, A6 y A8 con batalla larga, BMW hace lo propio con los Serie 5 y Serie 7; era el turno de los Mercedes Clase E.

Antes de alcanzar a los opulentos Clase S, los Clase E suponen un escalón más accesible del lujo. Las principales diferencias con las berlinas fabricadas en Alemania radican en dos puntos. El primero es su origen, son fabricados localmente en China por Beijing Benz Automotive Corporation, una joint-venture de Mercedes con BAIC. La segunda es que su batalla crece en 14 centímetros, pasando a ser de 3.014 mm. Sólo es cuestión de lógica que la longitud del vehículo haya crecido hasta los 5.012 mm.


El incremento de longitud proporciona mucho más espacio para los pasajeros de las plazas traseras, que pueden reclinarse en los amplios asientos de cuero mientras el chófer les lleva a la sede de su empresa. Al contrario de lo que se pueda pensar, las berlinas de batalla larga no son precisamente un nicho de mercado. En 2008 se vendieron 120.000 Clase E: en 2010 se espera que dicha cifra aumente hasta las 200.000 unidades, de las que el 90% corresponderán a los Clase E de batalla larga que estáis viendo.

Todo está orientado al confort. La suspensión recibe un tarado confortable y varios modos de funcionamiento coordinados por el Agility Assist. En general tiene algo más de altura libre al suelo que el modelo europeo. Todas las cajas de cambio son automáticas con convertidor de par. Y un detalle interesante, los asientos delanteros son regulables eléctricamente desde los asientos traseros. Esto responde a la necesidad de empotrar al chófer contra el volante si queremos estirar las piernas, hablando en plata.


Los dos motores que hay disponibles responden a los nombres de E 260 CGI BlueEFFICIENCY y E 300 L. El primero es el 250 CGI que está disponible en España, un 1.8 de inyección directa sobrealimentado por turbocompresor que alcanza los 204 CV de potencia. El segundo es un 3.0 V6 atmosférico de inyección indirecta que ha sido reemplazado por el 3.5 V6 de inyección directa en Europa. Entrega una potencia de 245 CV y Mercedes espera que se venda algo más que el cuatro cilindros sobrealimentado.

En cuanto a equipamiento, además de las típicas amenidades de infotainment como el COMANDAPS con cambiador de DVDs o un climatizador regulable desde los asientos traseros los adinerados chinos contarán con un enorme techo solar eléctrico, acceso remoto al maletero de 540 litros de capacidad, arranque sin llave o pantallas de 20 cm para las plazas traseras.

Mercedes lanza los Clase E de batalla larga en China

Vía: Mercedes
En Diariomotor: Mercedes Clase E 2010 | Mercedes Clase E MercedesSport | Mercedes Clase E 4MATIC, un sueño invernal

Lee a continuación: Brabus aumenta la potencia de los “eficiencia azul”

Solicita tu oferta desde 45.700 €
  • Anónimo

    Como no, otra vez en China…

  • EL MAS INCOGNITO

    OOOOOOOOOOOOOOOH LOS AMARILLOS ESTAN DE FIESTAS

  • Pedro V

    Esto es algo que SI me gusta de los chinos. Lo que no me gusta tanto es eso de que el asiento del conductor SOLO se pueda regular desde atrás, eso es un atraso…

  • jose

    Me hacen mucha gracia estos chinos. Resulta que ellos aquí por ejemplo hacen lo que les da la gana(horarios, venden de todo sin respetar la ley…), tienen ventajas fiscales, falsifican todo lo que pueden… y las autoridades se lo permiten e inundan nuestros mercados con sus productos.
    Sin embargo ellos ponen restricciones a la importación y a que alguien que venga de fuera y arriesgue su capital para montar un negocio no lo haga si no cuenta con un socio chino. VAYA CARADURAS!!!!

  • Anónimo

    tontos no son