Murray T25, al descubierto

Fran López  | 

A estas alturas no vamos a descubrir a Gordon Murray, un ingeniero británico que ha sido un verdadero genio en la automoción. Por ejemplo, su trayectoria en la Fórmula 1 es bien conocida, tanto dentro de Brabham como posteriormente en McLaren en la triunfal (y polémica) época de Ayrton Senna y Alain Prost, a finales de los 80, con monoplazas como el arrollador McLaren MP4/4 de 1988. También tuvo su reconocimiento con el Mercedes SLR McLaren y, sobre todo, con el anterior McLaren F1, un superdeportivo que incluso a día de hoy a duras penas ha sido superado.

Pues bien, sus proyectos actuales van por otro camino, el de diseñar un vehículo que permita una movilidad más accesible y sostenible, sobre todo para el entorno urbano. El Murray T25 aspira a triunfar y a ser igual de revolucionario que sus anteriores creaciones, aunque en un campo bien distinto, y Autocar ha conseguido una primera imagen de cómo será su microcoche, circulando en sus primeras pruebas.

El Murray T25 será un microcoche de tres plazas todavía más pequeño que un Smart Fortwo o un Toyota iQ. Pero quizás su aspecto más revolucionario no estará en el producto en sí mismo, sino en todo lo que abarca a la producción. Bajo la denominación iStream, Murray quiere abarcar de una forma inédita todos los aspectos relacionados con la inversión, el espacio necesario para la fábrica o la energía necesaria para la fabricación y uso del vehículo, algo así como un concepto de franquicias o licencias para su fabricación, mucho más sencillas que las típicas plantas de producción actuales.

La primera fábrica iStream sería en el Reino Unido y posteriormente, las fábricas se podrían extender por todo el mundo, en zonas cercanas a las principales ciudades de cada país. Sin duda, planes muy ambiciosos que veremos en qué se concretan. El T25 podría comercializarse dentro de dos años, y su tamaño será extremadamente reducido. Sólo tendrá una única puerta por la que los pasajeros accederán al vehículo, con el conductor situado en posición central y dos pasajeros situados a cada lado de él, en posición ligeramente más retrasada.

Se espera que su motor sea un 1.0 litros de tres cilindros, con una transmisión de 6 velocidades sin embrague, y todo ello con un peso de tan sólo 650 Kilogramos. Dando por hecho unos consumos muy reducidos, ¿estarán también a la altura aspectos como la seguridad, el equipamiento o el confort? También estaría disponible un T27, muy similar en el fondo a este T25 pero con motor eléctrico.

Habrá que esperar a conocer más detalles de este proyecto, en el que Gordon Murray lleva trabajando unos cuantos años, pero a simple vista parece un intento de perfeccionar y llevar más allá los conceptos Smart y Toyota iQ. Murray lo tiene difícil para volver a reeditar éxitos también en el campo de los coches puramente urbanos, pero quién sabe: tiempo al tiempo, porque de un genio se puede esperar cualquier cosa.

Vía: Autocar
En Diariomotor: Rinspeed UC, otro microcoche eléctrico | smart Fortwo y smart Fortwo Cabrio 2010

Lee a continuación: BMW "Megacity", será eléctrico y se venderá a partir de 2013

Ver todos los comentarios 11