La batería de los eléctricos del futuro será su carrocería

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 

El Imperial College of London está participando junto a Volvo y otras nueve empresas europeas en el desarrollo de un revolucionario material que podría reemplazar las baterías convencionales y dar alas a los eléctricos del futuro. Hasta la fecha, las baterías se montan en la estructura del vehículo, pero, ¿y si las baterías fuesen la carrocería y el chasis del vehículo? El nuevo material combina almacenamiento de energía y la capacidad de soportar carga mecánica.

Este material – aún sin nombre – está compuesto por una lámina de fibra de carbono, bajo la cual se encuentra una resina polivalente que almacena la energía en sí. En el vídeo que os hemos preparado tras el salto se experimenta con el material, tras cargarse, es capaz de encender un LED, evidencia empírica de su buen funcionamiento. Con este nuevo material, los investigadores del Imperial College of London esperan ahorrar un 15% de peso en las máquinas que lo usen, y reducir la complejidad.

El ejemplo que se pone en el vídeo es un dispositivo de GPS de un coche. Si su carcasa es de este material, no hace falta un cableado desde la batería, reduciendo posibles fallos, ahorrando peso y potenciales costes. El primer objetivo sería reemplazar a la actual batería de los coches, pesada y voluminosa. Si el portón del matero, el capó o el techo los fabricamos en este material no haría falta la pesada batería y se mantendría la rigidez estructural del coche. Es matar dos pájaros de un tiro.

En un futuro de momento lejano, los vehículos eléctricos podrían construirse enteramente en este material, eliminando la necesidad de baterías convencionales. Esto permitiría que la forma de los vehículos no estuviese condicionada por el rack de baterías, como en la gran mayoría de eléctricos actuales. La vida útil de estas baterías también es muy alta, pues no emplean procesos químicos. En cuanto a inconvenientes, es una tecnología en pañales y de momento tiene un coste desorbitado.

El proyecto está financiado con 3.5 millones de euros por parte de la UE. De tener un resultado positivo, podría tener un impacto revolucionario sobre la tecnología de baterías. Por el momento, Volvo anuncia que reemplazando techo, puertas y capó del coche con el nuevo material se obtendría una autonomía 100% eléctrica de 130 km. Ahí queda eso.

Vía: Autoevolution
En Diariomotor: Buckypaper, un material compuesto fuerte y ligero | Baterías extraíbles, la solución a la ausencia de puntos de recarga de eléctricos | Aclaraciones sobre el estado actual de las baterías para automóviles | El futuro que nos espera: compañías eléctricas vendiendo coches de baterías

Lee a continuación: Fiat es la marca con menores emisiones medias en el último estudio de JATO

Ver todos los comentarios 9