El Saab 9-3 podría perder su nombre en favor de un nombre clásico

 |  @jose_garcia  | 

Con todo lo que está pasando en Saab, hasta el primer trimestre de 2013 no llegará la nueva generación del Saab 9-3 y según ha apuntado Tim Colbeck, presidente de la división para Estados Unidos, están planteándose seriamente cambiar el nombre de 9-3 por uno de los nombres clásicos de la marca. Sin saber donde apunta este cambio, me cuesta imaginarme cual será el nombre elegido, porque vistos los antecedentes de Saab, no hay mucho donde elegir.

Porque si por algo se caracterizan los coches suecos, es por sus nombre que tienden más bien a la simpleza. Y todos cortados por el mismo patrón. Un nueve y una o varias cifras detrás. Así tenemos los clásicos Saab 92 y Saab 93, Saab 94 y así hasta llegar a la década de los ‘80 donde aparecieron los Saab 900 y Saab 9000, que dejaron paso la nomenclatura actual del nueve-número. El único que se saldría de esta tónica es el Saab Sonett, aunque realmente era un 94.

O yo no he entendido a lo que se refiere este señor o el cambio no va a ser un cambio tan radical como podría parecer al principio. Eso de cambiar el nombre a un modelo siempre suena a cambio importante, pero si el Saab 9-3 va a pasar a llamarse Saab 93, tampoco es un gran cambio que digamos. Pero eso es lo que ha dicho, reconfirmándolo con la decisión de hacerlo como una reinterpretación más angulosa atrevida de los diseños clásicos de Saab. Miedo me da, la verdad.

Por otra parte, pese a que el plan de desarrollo de la marca no incluía antes del rescate el desarrollo de un sucesor del Saab 92 (en la imagen), el propio Colbeck ha admitido que Victor Muelle, CEO de Saab, y Jason Castriota están trabajando en un nuevo Saab 9-2, de momento sobre el papel y ya disponen de cinco propuestas sobre las que estudiar la viabilidad del proyecto. Quizá este si sea un buen movimiento. Un compacto atractivo, con buenas dosis de tecnología y a un precio contenido podría ser un revulsivo para las ventas de la marca sueca. No hay fecha definida para este proyecto.

Fuente: Automotive News
En Diariomotor: Saab celebra su “independencia” con un 9-3 Cabrio de edición limitada

Lee a continuación: Saab 9-3 SRT10 MegaPower: la Víbora Sueca

  • AB

    Lo que ha dicho el tipo, según Automotive News, es:

    “…and will be an “edgy” reinterpretation of desings cues used by the automaker in the past.”  que, más o menos, quiere decir:

    “Y será una “atrevida” reinterpretación de los rasgos de diseño utilizados por el fabricante en el pasado”

    La palabra “edgy” tiene varios significados: nervioso, afilado, agudo, incisivo… etc. Creo que traducirla por “angulosa” no es lo más correcto en este caso, en este contexto lo más adecuado parece “atrevido”, o sea, un diseño moderno y llamativo, avanzado (¿tipo  Hiunday?), pero con rasgos que recuerden a los Saab de toda la vida. Casi nada.

    Lo que yo no entiendo claramente es que, habiendo leido hace unos días (hablo de memoria) que FIAT se gastó 500 (quinientos) MILLONES de euros en el proyecto y lanzamiento del Fiat 500 y que FORD pretende gastarse MIL MILLONES (1.000.000.000) de dólares (one billion dolars como dicen ellos) en el relanzamiento de LINCOLN, lo que no entiendo digo es ¿de donde coño va a sacar SAAB el dinero para los proyectos que anuncia? ¿Tanto dinero espera sacarles a los chinos, o hay truco por alguna parte?

    • Correctísimo. Se me fue la pinza al traducir. Corrijo ipso facto ;)

  • 5914DYS

    Lo siento por las personas a las cuales afecta pero me alegro que esta empresa este pasando por lo peor. Si hubieran tratado a sus clientes como tiene que ser, no hubieran perdido nunca esa exclusividad que siempre les caracterizo. Sus errores de diseño en los 9.3 les han llevado a no avisar a los clientes para su revisión. Esa falta de calidad en atención al cliente les hundirá hasta desaparecer. Que sea pronto y no engañen a más gente.
     

  • 5914DYS

    Lo siento por las personas a las que afecta, pero me alegro que esta empresa este pasando por malos momentos ya que soy una de las personas a las que ha engañado vendiendo coches con errores de diseño y no han sido capaces de llamar a revisión a estos vehículos. Su atención al cliente es inexistente y no recomendaría la compra de un vehiculo de esta marca a nadie. Han perdido esa exclusividad que les caracterizo durante años.
    Espero que desaparezca y no volvamos a ver un vehiculo de estos por nuestras carreteras.