CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Youtube Diariomotor

3 MIN

Peel vuelve a comercializar los coches más pequeños del mundo, el P50 y el Trident

Fran López | 23 Ene 2012

En estos tiempos que corren, donde cada gota de combustible vale su peso en oro (o casi), y donde el aumento del precio de los carburantes parece no tener fin, cada vez surgen más propuestas de coches de bajo consumo y/o de bajo tamaño. Ambos aspectos, precisamente, están íntimamente relacionados, puesto que generalmente un coche pequeño pesará menos y, por tanto, también consumirá menos. ¿Es realmente necesaria una berlina de casi cinco metros y dos toneladas, o un SUV de gran tamaño, para tan sólo recorrer un par de kilómetros por ciudad?

Pero estas preocupaciones no son en absoluto nuevas, y es ahí en donde parece encajar mejor una propuesta tan extrema y retro como esta, en lo relativo a la reducción de tamaño y costes de uso. Un grupo de inversores se ha decidido a resucitar la marca Peel, y ya admite pedidos de los P50 y Trident. Quizás por el nombre muchos no los reconozcáis, pero un vistazo a las imágenes basta para salir de dudas. Estos microcoches británicos de tres ruedas, considerados como los más pequeños del mundo, resucitan de sus cenizas en busca de compradores.

Peel P50

Tanto el Peel P50 como el Peel Trident cuentan con carrocería de fibra de vidrio y unas dimensiones minúsculas, 1,37 mmetros de longitud en el caso del P50 y 1,83 metros en el caso del Trident. Como opción básica montan un motor de dos tiempos y 49 centímetros cúbicos (lo que viene siendo la mecánica de un ciclomotor de los de toda la vida), con sólo 3,35 CV y 70 km/h de velocidad máxima, aunque sus compradores también podrán optar por dos propulsores eléctricos diferentes, uno de 1,6 CV, con el que serían capaz de alcanzar los 25 km/h y una autonomía máxima de 80 km, y otro de 4 CV con el que podría alcanzar la velocidad de la luz los 80 km/h.

Pueden sonar a chiste, pero lo cierto es que los Peel son coches de verdad, pequeños iconos de la cultura británica. Si por capacidad de moverse fuese (mejor no hablar aquí de prestaciones), un coche sin carnet les daría un repaso de los buenos, lo cual no deja precisamente en buen lugar a los Peel. Y eso por no hablar de su establidad gracias a sus tres ruedas de carrito de golf, aunque gracias a los pesos totales reducidos a la mínima expresión logran poder servir como transporte: el P50 pesa tan sólo 59 kg, mientras que el Trident se conforma con 99 Kg.

Peel Trident

De seguridad pasiva o activa mejor no hablamos, y más si tenemos en cuenta que fueron diseñados en la década de los sesenta, aunque con esos tamaños tendrán una virtud también importante, la capacidad de poder aparcar en cualquier lado. Y cuando decimos “cualquiera”, es prácticamente cualquiera, aunque seguramente más que en la ciudad sus compradores los utilizarán como pieza de colección.

Sólo quedan a la venta 9 unidades (de la limitada producción anunciada, un total de 50 unidades) a precios que parten de las 6.995 libras, unos 8.400 euros al cambio actual. A Jeremy Clarkson le gustó el Peel P50 cuando lo probó en Top Gear, aunque ya sabemos que a veces sus gustos son un poco “peculiares”...

Fuente: Autoblog
Más información: Peel Engineering UK
En Diariomotor: Peel P50, el coche más pequeño del mundo | BMW Isetta Taxi, el taxi más pequeño del mundo | Reliant Robin, ¿el peor utilitario de la historia?