Lexus IS 200D F-Sport a prueba (II) Dinámica, diésel 150 CV

Tras haber rendido cuentas acerca de la naturaleza, la estética y los detalles del interior y el exterior de este Lexus IS 200D F-Sport, llega el momento de accionar el contacto y hablaros de la importancia que tiene el aspecto dinámico en esta berlina de mecánica económica, pero enfoque bastante deportivo.

Desde un primer momento Lexus ya apostó por diferenciar a su berlina de acceso, el Lexus IS, por una deportividad inherente en su chasis o los rasgos de su carrocería. En el caso del paquete F-Sport que equipaba nuestra unidad de pruebas quisieron ir un poco más allá trasladando el toque de distinción y apariencia radical del modelo IS-F a la gama más económica y ahorradora, el nuevo diésel de 150 CV. Antes de que os detalle los pormenores del rendimiento dinámico de esta berlina les adelantaré que el movimiento no pudo ser más acertado

Un diésel en peligro de extinción: los híbridos ganan fuerza

Lexus ha apostado por motores de gasolina e híbridos. El IS diésel es todo un acierto en Europa, aunque podría desaparecer próximamente.

Llegados a este punto hablaremos del rendimiento mecánico de este Lexus IS 200D F-Sport, concediéndole todo el protagonismo a su mecánica diésel. Más que una rareza, dentro del catálogo de motores de gasolina e híbridos Lexus, este diésel está condenado a su desaparición. Y es que definitivamente Lexus ha apostado por los híbridos de gasolina para reducir las emisiones y los consumos de su nueva generación de automóviles sin que su precio se dispare, por mucho que en Europa los diésel sigan siendo muy demandados.

El 200D de 150 CV se introducía en 2011 en sustitución del antiguo 220D de 177 CV. Se trata de un bloque de cuatro cillindros y 2.231 cm3, con filtro de partículas y numerosas modificaciones técnicas respecto a su predecesor: cámara de combustión modificada, nuevos inyectores piezoeléctricos y una presión del conducto común que se incrementó en 200 MP. La gestión electrónica también recibió algunos ajustes para mejorar la banda de revoluciones aprovechable y logrando que su par máximo, de 340 Nm, se entregue entre las 2.000 y las 2.800 rpm.

Tal potencia es suficiente para sus dimensiones y peso, aún así nos puede resultar un tanto perezoso en ciertas situaciones y sus prestaciones están ligeramente por debajo a las que presentan en su ficha algunas berlinas de potencia y similar longitud, véase el nuevo BMW Serie 3.

Un chasis con mucho aplomo fruto del paquete F-Sport

En trazados revirados el chasis F-Sport se muestra agradecido con el conductor. La tracción trasera ayuda a sentir como la zaga se descompone si descuidamos el acelerador en la curva, pero el control de estabilidad (sólo desconectable a baja velocidad para salir de la nieve, por ejemplo) acaba de inmediato con cualquier pérdida de tracción.

Una de las virtudes más importantes de este Lexus IS 200D F-Sport es su chasis, gracias entre otras cosas a una puesta a punto especial con suspensiones deportivas que forman parte del conjunto de mejoras que aporta la línea F-Sport. En trazados revirados se muestra con buen aplomo y agradecido con el conductor, así como en carretera y salvando obstáculos sobre asfalto en mal estado se presenta bastante confortable. Se nota que ha adquirido un compromiso idóneo entre la deportividad inherente en un paquete deportivo, pese a que su mecánica es modesta, y el confort que se espera en una berlina de gama media-alta.

La tracción trasera propicia un comportamiento muy digno trazando curvas, aunque más allá de eso cualquier aspiración deportiva termina al percatarnos de que el control de estabilidad y de tracción únicamente es desconectable a baja velocidad para salir de terrenos deslizantes, por ejemplo nieve. Lógicamente el tarado de los controles electrónicos está pensado para la conducción cotidiana segura y no para un rendimiento deportivo.

La trasera se descompone como era de esperar al abrir gas en cada giro de volante, pero el VSC acaba con cualquier posible pérdida de tracción frenándonos de inmediato y sin apenas permisividad. Este Lexus IS 200D F Sport calzaba neumáticos 225/40 R18 delante y más anchos, de 255/40 R18, detrás; no obstante equipaba un modelo de neumático de gama media, más concretamente un Bridgestone Turanza.

Una mecánica diésel mejorada y optimizada para obtener bajos consumos

La sexta no está pensada para velocidades de crucero en autovía a 120 km/h, sino más bien a 130-140 km/h. A menos de 120 km/h lo mejor es viajar en quinta o jugar con el cambio para afrontar cualquier repecho.

Ya mencionábamos que una de las facetas que probablemente hayan mejorado más con la actualización de 2011 sea la economía de los consumos. El motor diésel de 2.231 cm3 homologa 5.1 litros/100 kilómetros. En nuestra prueba de carretera y en condiciones reales, manteniendo el cuentakilómetros en torno a los 120 km/h (de marcador) y en un tramo relativamente llano y compensado (ida y vuelta), el resultado que obtuvimos fue de 6.2 litros/100 kilómetros. Pero lo cierto es que la orografía del terreno puede ser un factor más determinante que de costumbre en las medias de consumo que obtendremos en el ámbito práctico.

El culpable de ello es el setup de las relaciones de cambio con una sexta poco práctica a velocidades de crucero inferiores a los 140 km/h. Más concretamente en sexta velocidad y en terreno llano el cuentarrevoluciones apenas roza las 1.700 rpm, y ya sabemos que el espectro de revoluciones en el que este motor es más aprovechable se encuentra entre las 2.000 y las 2.800 rpm. Por lo tanto si circulamos a velocidades legales nos veremos obligados a reducir a quinta para afrontar cualquier repecho o contar con una mayor capacidad de reacción, por ejemplo cambiarnos de carril en una autovía para rebasar un vehículo. Ni que decir tiene que será imprescindible para efectuar adelantamientos en carreteras de doble sentido.

En cambio a velocidades de crucero más altas (por encima de 140 km/h) la sexta marcha se presenta en el punto idóneo para obtener unos consumos contenidos y una capacidad de respuesta óptima.

En Diariomotor: Lexus IS 200D, a la venta por 33.360€ | Lexus IS 2011, cambio ligero de cara y un nuevo modelo IS200d

Lee a continuación: Lexus IS 200D F-Sport a prueba (I) Exterior e interior, plazas y maletero

Toda la información que necesitas sobre el modelo Lexus IS: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.

Ver todos los comentarios 7
  • Jvi

     No es por nada, pero por lo que decís este coche traga una barbaridad… 6.2l/100km a 120km/h de marcador eso es un verdadero abuso. Los mondeo 2.2 155cv de 2006 tragan menos (incluso con el aire puesto) a 120,  los mercedes c200 k de 2004 (gasolina) gastan lo mismo.

    Este coche no lo entiendo, no sé si es que va de diésel potente a bajas vueltas que consume muy poco, o va de pretendido deportivo con un control de tracción y de estabilidad no desconectable, eso sí, para aparentar deportividad nada como unas llantas grandes, un pequeño spoiler y un nombrecito que incluya la palabra sport…

    • Anónimo

      El motor es ahorrador por naturaleza, diésel. Pero es cierto que los consumos no son tan económicos como lo que vemos habitualmente hoy en día en las berlinas diésel que acaban de actualizarse.

      Que Lexus se centre en híbridos y no en diésel, dice mucho de que las ventajas de este diésel no son tantas como cabría esperar.

      Tampoco podemos comparar mis consumos con los homologados de otros diésel o gasolina. Ya comento que la cifra elevada se debe al desarrollo de la sexta velocidad, pero también a que las pruebas las suelo realizar en unas condiciones normales de conducción, sin correr riesgos ni llevar a cabo técnicas avanzadas de conducción eficiente más allá de una conducción cuidadosa.

      Nuestra idea de analizar un consumo en una prueba no es la de ofrecer un dato para creérnoslo a pie juntillas, sino comparar en qué medida oscilarán los consumos reales respecto a los homologados en la conducción cotidiana.

      • Jvi

        Me parece correcto, pero la realidad es que es un coche muy gastón: 6.2 en carretera en un tramo relativamente llano a 120 de marcador. Ese consumo es una barbaridad para un coche de esas características, lo he comparado con un motor que empezó a montarse en 2004 (quizá 2003 no lo sé), el 2.2 155cv de ford y puedo asegurar que saca unos consumos de 5.5 en las condiciones que has descrito (de hecho 5.5 es con aire acondicionado) con una conducción normal/ligerita.

        Bueno, si esto no tiene más historia, lo que pasa es que me ha parecido que ha sido demasiado blando con los consumos de este coche.

        saludos

        • Fco Javier

          Comparar un Ford con un Lexus es mucho comparar. Prefiero gastar un litro más y sentarme en el Lexus (de hecho lo hago cada dia). El coche tira que da gusto, de perezoso nada…este coche es lo que se ve, es cierto que la estética puede aparentar que es un deportivo puro pero ¿y que?, una de las opciones en la decisión -en mi caso- de adquirir uno u otro coche es la estética. La estética del is200d f-sport hace girar muchas cabezas, no pasa desapercibido, me gusta, es un Lexus (ya tuve otro antes) lo cual significa premium en todos los sentidos.

  • Dan

    no entiendo  para que tanta puesta apunto si luego el motor no le va a sacar el provecho, 

  • Urbyle

    Pues a mi este motor y este coche me gusta, motor suficiente para andar bien y estéticamente es muy bonito.

Toda la información que necesitas sobre el modelo Lexus IS: análisis general del modelo, ficha técnica, precios, fotos y todas las noticias relacionadas.