Dani Pedrosa es un ejemplo para todos, en lo bueno y en lo malo

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Dani Pedrosa es uno de los mejores corredores de una generación del motociclismo español que nos ha proporcionado muchas alegrías y que sin duda está llamada a cosechar muchos títulos en los próximos años. Tres títulos le avalan, uno en 125cc y dos en 250cc, así como varios records por su precocidad en la competición. No hay duda, Dani es un ejemplo a seguir.

Desgraciadamente en los últimos días Pedrosa era noticia, y no por sus éxitos en el motociclismo, en lo que mejor sabe hacer, en su profesión. Al de Castellar del Valles le cazaron mientras intentaba copiar en un examen de patrón de yate. En ocasiones tal vez la imagen pública y el reconocimiento de un piloto, o cualquier otro deportista, puede confusamente llevarnos a pensar que está por encima de la ley, e incluso que por ser más rápido que ninguno sobre una moto también podrá ser apto para manejar, por ejemplo, una embarcación. Pero no es así.

En esta ocasión Dani Pedrosa es precisamente un buen ejemplo de lo que no se debe hacer, él mismo lo ha reconocido públicamente.

Dani PedrosaDani Pedrosa campeón de 125cc (2003) y 250cc (2004 y 2005)

Dani Pedrosa es un gran ejemplo como deportista. Recientemente era detenido por intentar copiar en un examen para patrón de yate, una “mancha” de su vida privada que no debería empañar sus éxitos como piloto.

La Guardia Civil desarticuló una trama en la que se compraban exámenes para patrón de yate y se realizaban otras manipulaciones y trampas varias como utilizar un pinganillo para responder a las preguntas, tal fue el caso por el que detuvieron a Pedrosa. En otras palabras, facilitar a cualquiera con el dinero suficiente la posibilidad de obtener la licencia para manejar un yate sin más complicaciones. Lo cual requiere de unos conocimientos y una responsabilidad que no parece inherente, simplemente porque sí, en un campeón de motociclismo.

No es el caso. Pero a lo largo de muchos años no son pocos los pilotos que han sido multados o incluso detenidos por infracciones de tráfico. Parece sorprendente que alguien pueda reprochar a un piloto como Lewis Hamilton un exceso de velocidad, cuando cada fin de semana se juega la vida a cerca de 300 km/h. Pero ni la carretera es un circuito, ni las normas aplicables en la pista lo son en la vida real.

Dani ha pedido perdón. Nosotros se lo concedemos, las autoridades no, por lo que tendrá que responder ante la justicia por sus actos. El catalán además intenta alejarse de la polémica para centrarse en su carrera deportiva. Está claro que Pedrosa seguirá siendo un gran ejemplo para todos en la competición, de eso no hay duda.

Fuente: El Mundo
Fotografías: Facebook de Dani Pedrosa
En Diariomotor: ¿Debería un piloto de carreras dar ejemplo de seguridad vial?

Lee a continuación: Una de récords del mundo absurdos: 75 coches haciendo donuts simultáneamente

Ver todos los comentarios 17