comscore
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Superdeportivos

2 MIN

Noble M600 Roadster, locura y riesgo a techo abierto

Noble Cars lanzaba hace un par de años el increíble M600. El pequeño constructor británico desarrolló desde cero un superdeportivo de motor central en cuyas entrañas vivía un propulsor V8 de origen Volvo, desarrollado por Yamaha. El 4.4 V8 fue masajeado por dos turbos para llegar a los 650 CV en su modo electrónico más agresivo, permitiendo un 0 a 100 km/h de 3,5 segundos gracias a un peso muy contenido, su masa es de menos de 1.300 kg.

Lo que más me llama la atención es su planteamiento radical: total ausencia de ayudas electrónicas a la conducción y únicamente caja de cambios manual de seis relaciones. Si quieres divertirte a su volante y exprimir su dinámica vas a tener que trabajártelo, el Noble M600 no te pondrá las cosas fáciles. Huelga decir que el coche me encanta y por ello no podemos más que estallar en albricias al saber que Noble se está planteando producir una versión Roadster de su buque insignia.

En palabras de los directivos de la empresa, ha habido cierto interés en una versión descapotable del M600, que bien podría bautizarse como el secador de pelo más potente de los últimos tiempos. China parece el mercado potencial de tal vehículo, a pesar del desconocimiento de la marca. Noble ha publicado una imagen téaser, y cree que podría ser factible si el interés se convierte en intención de compra. Teniendo en cuenta la limitada producción, podría traducirse en poco más de cinco o seis unidades.

Como es evidente, la versión Roadster sacrificaría prestaciones.Esto se debe a la necesidad de reforzar el chasis al perderse parte de sus refuerzos estructurales. En cualquier caso, no perdería apenas radicalidad, así que confiamos que entre el millón de multimillonarios chinos haya algunos interesados. Por el momento sólo podemos soñar y recrearnos en la imagen publicada por Noble Cars.

Fuente: Autocar En Diariomotor: Noble M600, poderoso por dentro y atrayente por fuera | Top Gear cruza Italia con el Lamborghini Aventador, McLaren MP4-12C y Noble M600: destino, Imola