Mazda se ve desbordada por el éxito del CX-5 y los motores SKYACTIV

 |  @vfdezd  | 

A finales del año pasado, Mazda ponía a la venta en el mercado europeo el Mazda CX-5, un SUV de tamaño compacto que ya prometía grandes éxitos para la firma desde que fue presentado en el verano de 2011. A una estética muy acertada, que ha tenido buena parte de la culpa de que el coche se alzara con el premio Diariomotor al mejor SUV de 2011 según vuestros votos, se une también una mecánica a la última. Los motores SKYACTIV, tanto en diésel como en gasolina, han supuesto una pequeña revolución tecnológica que los compradores han sabido apreciar.

La marca ha anunciado que la fábrica japonesa en la que se produce el Mazda CX-5 no da abasto ante la avalancha de pedidos que está recibiendo el modelo, procedentes tanto del mercado local como de Europa y Norteamérica. Para ello, se han visto obligados a aumentar un 20% el ritmo de producción del modelo. De aquí a unas semanas establecerán una cadencia de fabricación de 240.000 unidades anuales en la planta de Ujina, donde hasta ahora se producía a un ritmo de 200.000 unidades anuales.

Las entregas a grande escala arrancaron en febrero en Japón. Desde ese mas han recibido más de 24.000 pedidos en todo el país, y algunos ni siquiera se han satisfecho. En el caso de EEUU los pedidos ascienden a más de 20.000 unidades, mientras que el tercer país con mayor número de pedidos es Rusia, que supera las 16.000 unidades. El caso de Rusia es el que más se desvía respecto a las previsiones, ya que pretendían vender 12.000 unidades en todo el año pero en apenas cinco meses están a punto de superar esa barrera.

Como decíamos, buena parte del éxito de este modelo la tienen los motores SKYACTIV-D y SKYACTIV-G, la nueva hornada de motores diésel y gasolina que Mazda ha lanzado a la venta en los últimos meses. Actualmente se ofrecen en varios modelos de Mazda pero el CX-5 tiene compuesta su gama de motores exclusivamente de esta tecnología. Por ello, es en buena parte responsable de que Mazda haya anunciado que va a duplicar la producción de motores SKYACTIV a partir de octubre, desde las 400.000 unidades anuales actuales hasta 800.000 unidades anuales.

Esto se debe también a que el año que viene saldrá a la venta la nueva generación del Mazda6, que también montará exclusivamente motores SKYACTIV, y que probablemente suponga una pequeña revolución en el segmento de las berlinas medias. Esta decisión conjuga perfectamente con la intención de Mazda de fabricar 1.700.000 unidades en 2017, estando el 80% de ellas equipadas con motores SKYACTIV. Sin duda, excelente trabajo el que está haciendo la marca japonesa en los últimos años.

Fuente: CarScoop
En Diariomotor: Mazda CX-5, presentación en Madrid, equipamiento y precios | Mazda CX-5 SKYACTIV-G 165 CV 2WD Style, a prueba

Lee a continuación: EuroNCAP: sólo 5 estrellas con una buena protección del peatón

Solicita tu oferta desde 24.600 €
  • Urbyle

    Viva mazda y punto, nada mas. Se merecen un aplauso por todo el esfuerzo en sus nuevas tecnologias.