carrocería SUV Mediano
puertas 5
plazas 5
maletero 503 l
potencia 150 - 192 CV
consumo 4,6 - 7,2 l/100km
valoración

El Mazda más vendido en España y Europa

Mazda CX-5: uno de los pilares fundamentales para la marca

El CX-5 es el todocamino compacto de la marca nipona que en esta nueva generación se renueva profundamente en ciertos aspectos como en el apartado mecánico y en materia de equipamiento, y renueva su estética para adaptarse al actual lenguaje de diseño de Mazda pero manteniendo buena parte de la esencia del CX-5 anterior.
Se presentó en el Salón de Los Ángeles a finales del año pasado y empezó su comercialización algunos meses después, primero en su mercado local (Japón) y en breve lo hará en Europa.

Respecto a su predecesor es algo más corto (5 mm), igual de ancho y un poco más alto (5 mm), quedándose el nuevo modelo con unas medidas de 4,55 metros de longitud, 1,84 m de anchura y 1,68 m de altura.

La filosofía de diseño KODO reúne el mejor saber hacer de Mazda, con unas líneas afiladas y agresivas, robustas y refinadas a la par que más modernas. Destaca la parrilla delantera, de formas poligonales, y que acaba uniéndose con unos faros delanteros afilados donde la iluminación LED es protagonista.

Consigue el mejor precio para el seguro del Mazda CX-5

El CX-5 es el modelo más vendido de Mazda en España y Europa

La última tecnología SkyActiv para refinar las mecánicas

Gama y motorizaciones del Mazda CX-5

La gama de motorizaciones del SUV compacto de Mazda está compuesta por dos propulsores diésel (2.2 SKYACTIV-D de 150 y 175 CV) y uno de gasolina (2.0 SKYACTIV-G de 165 CV). Aunque son los mismos que en el modelo de 2015, Mazda ha introducido en los motores de gasóleo tres tecnologías para optimizar su funcionamiento: las llama «High-Precision DE Boost Control», «Natural Sound Frequency Control» y «Natural Sound Smoother».

La primera de las anteriores atañe al sistema de gestión de la sobrealimentación y la inyección, optimizándolas para conseguir una respuesta más inmediata y lineal cuando aceleramos. La segunda cancela parte de las vibraciones provenientes del motor mediante la variación del momento de inyección, generando en el cilindro ondas de presión de fase opuesta a las del ruido.

Por último, la tecnología Natural Sound Smoother contrarresta las vibraciones más molestas de los propulsores diésel gracias a una pieza metálica colocada en el interior del bulón de la cabeza del pistón (donde se une con la biela). Esta pieza, rígida en su parte central y ligeramente elástica en los extremos, vibra con una fase inversa a la de las vibraciones producidas por la explosión del combustible dentro del cilindro, disminuyendo así la rumorosidad percibida en el habitáculo y en el exterior.

El cambio de marchas de serie es uno manual de seis velocidades y opcionalmente hay disponible uno automático (de convertidor de par) también de seis relaciones. Se puede elegir con versiones de tracción delantera o a las cuatro ruedas, excepto con el motor diésel de 175 CV, que únicamente puede ser tracción total. Como curiosidad, el propulsor 2.0 SKYACTIV-G rinde 5 CV menos (160) cuando se combina con la tracción total.

El nuevo CX-5 trae importantes novedades

Tecnología y conectividad a bordo

En este apartado, el nuevo Mazda CX-5 viene bien cargado. Rebosa tecnología por los cuatro costados y se deja ver tanto en materia de seguridad como de conectividad e infoentretenimiento.

Bajo el nombre «i-ACTIVSENSE» se esconde una casi interminable lista de sistemas de asistencia a la conducción como son un nuevo control de crucero adaptativo con función Stop & Go, faros LED adaptativos, un nuevo sistema de asistencia a la frenada en ciudad -que incorpora una nueva cámara de visión delantera- o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico –que refleja la información en el parabrisas mediante un head-up display-.

Por si lo anterior supiese a poco, la lista continúa: el nuevo CX-5 también puede equipar sistema de mantenimiento en el carril con alerta de cambio involuntario del mismo, control del ángulo muerto, alerta de tráfico trasero y detector de fatiga en el conductor.

Por su parte, la conectividad corre a cargo de lo que Mazda llama MZD Connect, con el que podremos conectar nuestro smartphone al vehículo mediante Bluetooth o cable USB. El CX-5 cuenta también con servicios conectados (opcionales; requieren suscripción y conectividad WiFi) que, junto al sistema de navegación, permiten acceder en tiempo real a las actualizaciones de tráfico, los precios de combustible en las estaciones de servicio o la información meteorológica.

El nuevo CX-5 incorpora mucha más tecnología, tanto en conectividad como en seguridad

Más confort para los pasajeros

Un interior más refinado que antes

En el interior del nuevo CX-5, como en su diseño exterior, no hay cambios drásticos sino que Mazda ha apostado por renovarlo con pequeños pero numerosos cambios. Quizá lo primero que llame la atención sea el rediseño de la consola central, que ahora alberga además una nueva pantalla de siete pulgadas.

El interior transmite en este nuevo modelo una mayor sensación de calidad general. A un diseño más moderno le acompañan mejores acabados y detalles pensados en la calidad de a bordo en el coche: el nuevo CX-5 tiene mayores superficies acolchadas en las puertas y los fondos de los huecos de las puertas están cubiertos de goma.

En cuanto a habitabilidad, el CX-5 no es mucho mayor que su predecesor pero le saca ventaja en algunas cotas: en las plazas traseras hay más espacio para las piernas y algo más de altura hasta el techo. Los que vayan sentados en la segunda fila agradecerán que ahora se pueda regular la inclinación de los respaldos de los asientos traseros o que haya salidas de ventilación en esta parte trasera. Y para viajar más cómodos aún, ahora el CX-5 equipa más medidas de insonorización: hay más material aislante, el parabrisas es más grueso que antes y hay nuevas juntas en las puertas que sellan mejor.

Solicita tu oferta desde 24.090 €

Precios del Mazda CX-5 proporcionados por quecochemecompro.com

Versiones y precios del Mazda CX-5