Tracción a las ocho ruedas y motor V8 Corvette para un Jeep Willys único

Fran López  | 

Si nos remontamos a la Segunda Guerra Mundial, hay que recordar una de las más importantes contribuciones de esta al mundo del automovilismo. Estamos hablando del Willys-Overland, posiblemente uno de los todoterrenos más famosos del mundo y el que, realmente, creó la categoría como tal hace más de siete décadas. También supuso la génesis del fabricante Jeep a partir de los Willys tradicionales, dedicándose a construir todoterrenos para uso civil.

Pese a que los Willys-Overland originales eran vehículos muy polivalentes, que podían circular por casi cualquier tipo de terreno y que además sufrieron múltiples modificaciones para adaptarse al entorno o a la funcionalidad buscada, casi seguro que unidades como esta que os presentamos hay pocas, muy pocas, por no decir que es absolutamente única. Estamos hablando de un Jeep Willys-Overland de 1953, con ocho ruedas y cuatro ejes, en conjunción con un motor V8 de origen Corvette.

Tracción a las ccho ruedas y motor V8 Corvette para un Jeep Willys único

Repasemos algunas de sus características: cuenta con ocho ruedas motrices, gracias a sus cuatro ejes. Además, sus cuatro ejes son direccionables, girando sus ruedas en la dirección a la que apuntemos con el volante. Además suma que sus dos ejes traseros son bloqueables gracias a su diferencial. Si las apariencias y sus características no engañan, su maniobrabilidad, así como su tracción en terrenos complicados, deberían ser difíciles de igualar, como si fuese un vehículo oruga capaz de pasar por encima de cualquier cosa.

Para su construcción se necesitó de tres Jeep, dos de ellos Willys-Overland originales. Pero también bajo su capó delantero se esconde otro pequeño secreto que posiblemente no pensásemos encontrar. Su motor nada tiene que ver con el modelo original, sino que se trata de un Chevrolet 327, el clásico small-block V8 de 5.4 litros y más de 300 CV de potencia, que es capaz de propulsar al Willys (a pesar de su enorme rozamiento, su caja de cambios y su aerodinámica) a unos respetables 105 km/h.

Por si fuera poco, este Jeep Willys 8×8 tan particular tiene otras características que seguro harían muy felices a los devotos de la Asociación Nacional del Rifle norteamericana. Con esta breve introducción no es nada difícil adivinar de qué se trata: nada menos que un portarrifles (con rifle incluido) enfrente del asiento del acompañante.

Además de las luces y sirena de emergencia, también cuenta con una estética que no esconde su origen militar. Y, como casi siempre con estos vehículos tan curiosos, está a la venta en eBay, aunque la puja finaliza rápido.

Fuente: Motor.es
Más información: eBay
En Diariomotor: Jeep FC-150, el monovolumen pionero del pasado | El 70 Aniversario de Jeep en imágenes en el desierto de Moab

Lee a continuación: Vintech P550 Tribute, un homenaje a la deportividad más clásica

Ver todos los comentarios 3
  • Anónimo

    Joder, anda que no mola ni nada!!! Eso si, aspecto de minibus, pero luego es un dos plazas :)

  • Anónimo

    Lo que molaría ir con ésto a cazar...

  • jejejeje, que jeepecito más...¿Coqueto? ¿Raro? ¿Espacial?