Gumpert se declara insolvente por falta de ventas

 |  @vfdezd  | 

Cuando pensamos en los superdeportivos más extremos, las dos marcas que nos vienen a la cabeza son Bugatti y Pagani, por aquello de ser las más reconocidas y más exitosas en todo el mundo. Sin embargo, podemos encontrarnos otras firmas exitosas como Koenigsegg, que con un buen hacer han logrado hacerse un importante hueco, o SSC, que busca ser la alternativa estadounidense. Aquí también podemos posicionar a Gumpert, fundada por el exdirectivo de Audi Roland Gumpert.

En el año 2005, la compañía se dio a conocer con la presentación del Gumpert Apollo, un espectacular superdeportivo con unas prestaciones de otro mundo, capaces de hacer cosquillas al mismísimo Bugatti Veyron. A lo largo de los últimos años han lanzado varias ediciones especiales del modelo, incluyendo algunas aún más potentes, e incluso se han atrevido a presentar el prototipo Gumpert Tornante, un deportivo más racional que el Apollo. La ambición de la marca es muy alta, pero la respuesta del público no ha estado de su lado.

Hace unos días, Gumpert emitió un comunicado en el cual confirman que se han visto obligados a declararse insolventes ante la alarmante falta de liquidez que han sufrido en los últimos tiempos. A esta situación se ha llegado debido a las bajas ventas que han registrado en los últimos tiempos. Un proyecto de tal calibre necesita asegurarse un mínimo de ventas para poder mantener la fabricación y tener contentos a los inversores, algo que de momento en Gumpert no han logrado.

No obstante, a pesar de que la situación es delicada, no se teme por el futuro de la empresa, o al menos esa es la visión que tienen desde Gumpert. Han asegurado que este período es provisional y probablemente sea muy corto, ya que están en conversaciones con los inversores para obtener más liquidez a corto plazo que les permita mantener la producción de vehículos. Si todo va bien, puede que a lo largo los primeros días de septiembre vuelven a arrancar motores en su fábrica.

En pocos días ya son dos fabricantes de deportivos alemanas los que se han declarado insolventes. A mediados de agosto se supo que Melkus ha solicitado la declaración de insolvencia en un juzgado alemán tras no haber salido a flote el proyecto de fabricación del Melkus RS2000 presentado hace año y medio. Estos hechos demuestran que no es nada fácil abrirse hueco en un segmento exclusivo pero muy competido, en el que dominan las marcas más tradicionales.

Fuente: WCF
En Diariomotor: Gumpert Apollo R y Gumpert Apollo Enraged, dos sabores distintos para uno de los coches más rápidos del mundo | Gumpert Tornante, Goliat se pone elegante en Ginebra

Lee a continuación: Gumpert Apollo R y Gumpert Apollo Enraged, dos sabores distintos para uno de los coches más rápidos del mundo

  • Hek

    Será lo espectacular que quieran pero es un coche bastante feo, nada elegante y muy macarra. Si tuviera dinero, este y el SSC serían mis últimas elecciones. La primera? Un Carrera GT.

  • Jose Mentecho

    Es un coche de carreras legal, como no pueden tenerlos en la cochera los adinerados es incluso mas deportivo que un ferrari y mejor visto que un lamborgini se nota que lo ven desde afuera en vez de ver la marabilla de ingenieria que tiene por dentro

  • Rest

    Mantenerse en el mercado sin ser absorbido por los grandes, chungo. Ahora, si su enfoque tiene pretensiones de establecerse como una marca exclusiva y con un número determinado d unidades limitadas y preservadas y sin intentar hacer competencia a nadie, puede funcionar, pero competir a esas alturas en igualdad d condiciones, de eso nada, se necesita muchííííiíma pasta.

    • Paco

      Es difícil pero no imposible, ahí tenemos a Pagani que lo está consiguiendo con éxito rotundo y sin ser absorbido.
      Ahora que claro, no fueron pocas las críticas positivas que tuvieron y aun tienen con el Zonda en cualquiera de sus versiones (que estéticamente me parece tan feo como el Apollo).
      Tal vez si hubieran explotado más su punto fuerte que es el comportamiento en circuito, otro gallo cantaría, pero en muchas ocasiones muy buenos productos se van a pique si previo aviso, simplemente porque no tienen la aceptación que se presupone tienen que tener.

      • Rest

        Paco estás en lo cierto, olvidé poner en mi comentario ” salvo contadas excepciones”. Muy bien, saludos.

  • Artega, De Tomaso, TVR y ahora estos…Los ricos no solo se encargan de cargarse las economías mundiales, sino que les encanta hacerse sentir dejando también pequeñas regalitos…como este. Muy triste.

  • Creo que el problema de estos coches, Gumpert, Ascari, Spyker, etc… es que son coches puros para circuito, aunque sean legales en carretera, no son precisamente donde se sienten bien: no pueden con un pequeño badén, te puedes partir la columna con baches, carecen de algunas medidas de seguridad standard, no son cómodos, no tienen tecnología, hacerse un viaje en carretera es impensable, y sobre todo les falta clase y estilo para que el ricachón se pasee por el club o la marina con él.

    Sin embargo, un super-deportivo de primera marca le da suficiente satisfacción en circuito (no creo que esta gente tenga exigencias profesionales de conducción), y un Ferrari es suficientemente cómodo para salir a cualquier sitio, y un Veyron o Pagani destilan exclusividad.

    Si haces algo para circuito, que sean el Ariel o KTM, que cuesta menos de 40.000€, te diviertes con ellos unos días al año y no te duele tanto la inversión.

    • Rest

      Tienes mucha razón en tu exposición, pero no todo el mundo q compra un coche de de este tipo busca comodidad o tecnología, pienso q busca cierta exclusividad y brutalidad, quedando en un segundo plano tus argumentos en pos de la compra de un Ferrari, por ejemplo. Se puede apreciar q hay pocos seguidores de esta marca y pocos aficionados a prescindir de lo anteriormente dicho. Lotus, Porche o Dodge han tenido en algún momento variantes en algunos d sus modelos q obviaron la comodidad o tecnología, para dirigirse al camino de la radicalidad.

      • Evidentemente, es una apreciación genérica sobre el mercado, siempre habrá clientes que les encante el producto y compren porque le molan los coches básicos y super-brutos al estilo F40, pero parecen no ser suficientes para darle continuidad a la marca.

        Si a eso le sumas que es una casa sin solera ni tradición y con un único modelo, su suerte estaba echada. Otras marcas con más catálogo se pueden permitir un coche radical de vez en cuando, pero sus cuentas no dependen de estos modelos.

        Me da un poco de pena que desaparezca Gumpert, pero es el mercado el que manda y definitivamente su esquema de negocio no era válido.